Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Girona elegirá nuevo alcalde en un pleno extraordinario

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento es de Demòcrates de Catalunya

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Girona estudian el procedimiento administrativo a seguir para que el actual alcalde, Carles Puigdemont, renuncie al cargo para convertirse en Presidente de la Generalitat y se celebre un pleno extraordinario para elegir a su sucesor o sucesora. Puigdemont, que consiguió la alcaldía en 2011, fue el primer alcalde convergente de Girona desde la restitución de los Ayuntamientos en 1979, después de 32 años de gobiernos socialistas.

El portavoz de CiU en el Consistorio, Carles Ribas, convocó ayer una reunión del grupo municipal para mañana sobre la sucesión de Puigdemont y el resto de cambios que puede comportar la configuración de un nuevo equipo de gobierno. Por ejemplo, si entra en el Consistorio el que ocupaba la undécima plaza en las elecciones, el actual director de los servicios territoriales de Agricultura, Vicenç Estanyol.

El Ayuntamiento de Girona tiene 25 ediles y en las últimas elecciones municipales quedó formado por 10 concejales de Convergencia i Unió (CiU), cuatro de la CUP, ERC y PSC, dos de Ciutadans y una del PP. Entre los posibles candidatos a la alcaldía gerundense están la primera teniente de alcalde, Isabel Muradas, quien en los últimos comicios todavía se presentó por (UDC) y en la actualidad milita en Demòcrates de Catalunya. Muradas, que iba de número 2 en la lista, era la cuota de Unió de la candidatura.

La segunda teniente de alcalde de Empresa y Ocupación, Marta Madrenas, también entra en las apuestas, igual que también está bien posicionado el actual concejal de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Carles Ribas, que durante el último mandato fue teniente de alcalde de Urbanismo y responsable del proyecto de la Alta Velocidad en Girona.

Para poder investir un nuevo alcalde, CiU, que está en minoría, necesitará de los votos de por lo menos cuatro de los ediles de otra formación. La votación no preocupa al equipo de gobierno, teniendo en cuenta que los concejales independentistas son mayoría.