Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó y Oltra condenan los ataques a raíz del acto de las ‘reinas magas’

El alcalde de Valencia responde a los bulos sobre la supresión del belén o el desfile de Reyes

La vicepresidenta alude a los insultos vertidos por el cantante Francisco contra ella y Ribó

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en el balcón del Ayuntamiento con los personajes de la cabalgata republicana Libertad, Igualdad y Fraternidad.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en el balcón del Ayuntamiento con los personajes de la cabalgata republicana Libertad, Igualdad y Fraternidad.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha lamentado por medio de un mensaje difundido a través de una red social  el ataque "violento, machista e incluso homófobo" que han sufrido diversas personas a raíz de la cabalgata de las Reinas Magas que celebró la semana pasada una sociedad cultural. La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mònica Oltra, ha condenado también los comentarios machistas hacia las protagonistas de la cabalgata y los insultos vertidos contra ella y Ribó tras ese acto.   

"Practican una hipocresía vergonzosa aquellos que se lamentan cuando hay un crimen machista y después ensucian las redes sociales con comentarios que atentan contra la dignidad de la mujeres", ha reprochado el primer edil, que ha defendido que el respeto a las tradiciones pero también a la diversidad "no están reñidos".

Ribó ha escrito y publicado en su muro de Facebook: "Los días de fiesta ya han pasado y por respeto a los vecinos y vecinas de la ciudad que no se merecen polémicas estériles, no he querido responder la multitud de mentiras que han ido circulando, de la mano de algunos concejales de la oposición".

En este punto, ironiza al decir que "la gestión del Ayuntamiento debe de ser tremendamente óptima" cuando las críticas que hay que estar contestando tienen el nivel de "'Ribó prohíbe echar caramelos en la cabalgata de Reyes', una falsedad entre tantas".

"La historia de las cabalgatas", prosigue, "empezó antes de Navidad, cuando leíamos en la prensa la esperpéntica afirmación según la cual, desde el Ayuntamiento, pensábamos vetar en la Cabalgata de Reyes a San José, entre otras recreaciones bíblicas. Como habréis comprobado todos y todas los que pudierais asistir el día 5 a esa cabalgata, San José estaba, y la Virgen María, y el Jesuset, y la Anunciación, y Herodes... ¿Por qué algunos utilizan la mentira para atacar políticamente al alcalde? ¿Por qué usar las ilusiones de los niños y niñas como arma partidista?", se pregunta.

Ribó se refiere a "otra mentira" como que el nuevo Gobierno local había eliminado el Belén. "De nuevo, falso; por primera vez, el Ayuntamiento tiene dos belenes, uno de ellos dentro del Consistorio" y el otro en la plaza de la Reina, a los pies de la catedral de la ciudad.

El alcalde lamenta el bulo que circuló de que en la cabalgata se había eliminado los caramelos. "¿Cómo voy a prohibir que haya caramelos en la cabalgata de Reyes? La próxima mentira será que hago el puchero de Navidad sin napicol! Las miles de personas que estuvisteis en la cabalgata comprobasteis que sí había caramelos y, además, por primera vez, aptos para celiacos, porque nadie se quedó sin endulzar el momento".

Ribó menciona por último "el ataque violento, machista, e, incluso, homófobo, que hemos sufrido varias personas a raíz de la cabalgata de las Magas de Enero, sobre todo las tres protagonistas. Se trata de una cabalgata que no ha organizado el Ayuntamiento, sino una entidad ciudadana [la Societat Coral El Micalet]".

El regidor insiste en que igual que recibió en su día a los grupos cristianos de Taizé "lo hice también con la cabalgata de El Micalet porque soy el alcalde de todos y todas, y cuando hay una convocatoria importante, también tengo que estar".

"Los tiempos del sectarismo y la censura han pasado", ha defendido Ribó. "A los concejales de la oposición hay unos actos que los pueden gustar más, y otros que los pueden gustar menos, pero porque no les guste una determinada convocatoria, este gobierno tiene que vetarlo".

Ribó avisa de que "ese autoritarismo, afortunadamente, no funciona con este equipo de gobierno" y acusa de practicar una "hipocresía vergonzosa a aquellos que se lamentan de boquilla cuando hay un crimen machista pero después ensucian las redes sociales con comentarios que atentan contra la dignidad de las mujeres, con palabras que pretenden ser hirientes, pero que nos reafirman en la necesidad de llevar a cabo políticas de igualdad desde las instituciones locales".

El primer edil acaba con una reflexión: "El equipo de gobierno que encabezo está abierto a la crítica, por supuesto, pero es muy sintomático que algunas personas en la oposición no hagan ninguna crítica a la gestión, sino que se dediquen a esparcir mentiras en los medios, que tienen el deber de contrastar cualquier información. Y digo algunas personas de la oposición porque otras, en voz queda, se me acercan a decirme que no entienden lo que está pasando".

Escalada de insultos

Acerca de la polémica desatada por la cabalgata de las reinas también se ha pronunciado en su blog Rosa Roig, la mujer que representaba el papel de lIgualdad. "La consigna inicial 'son gordas', 'son ridículas', ha pasado por un 'son brujas', que esperemos que no acabe con un grito: 'quemadlas'. Pero se ha convertido en el clamor único, en el insulto: 'son putas' con el cual quieren inventar una nueva verdad, basada en un escarnio. Cansadas estamos de operaciones como esta, que ya le hemos visto practicar en más ocasiones a la derecha", asevera.

La vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, también se ha referido a este episodio a preguntas de los periodistas tras el pleno del Gobierno valenciano de este viernes. "Son figuras [Libertad, Igualdad y Fraternidad] que se han visto como una amenaza porque subieron al balcón del Ayuntamiento, un espacio que se ha visto tradicionalmente como símbolo de poder".

"A las mujeres se nos juzga más severamente por muchas circunstancias y por patrones estéticos dominantes. Y yo, que he ido muchas veces a la cabalgata de los Reyes Magos, nadie se parecía a George Clooney", ha comentado Oltra en la conferencia de prensa.

La vicepresidenta se ha referido también a los insultos que le ha dirigido tanto a ella como al alcalde Joan Ribó, el cantante alcoyano Francisco. "Como persona te hace sentir mal. Con lo que me he emocionado yo al escucharle cantar el himno [de Valencia]..., que te diga esas cosas... No pasa nada", ha concluido. El cantante calificó a la vicepresidenta de "escoria" y tildó a Ribó de "sinvergüenza" en una red social tras la cabalgata republicana. 

Más información