Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Trabajo eleva a siete las salidas en el equipo de Cifuentes

La presidenta ha aceptado la renuncia de Ramiro Salamanca, cuya mujer superó un proceso para reemplazarlo en su antiguo trabajo

Cristina Cifuentes durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión del Consejo de Gobierno.rn
Cristina Cifuentes durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión del Consejo de Gobierno. Efe

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha aceptado este viernes la renuncia del director general de Trabajo, Ramiro Salamanca. El dirigente había puesto su cargo a disposición de la presidenta tras conocerse que su esposa superó un proceso selectivo en Metro de Madrid para reemplazarlo en su antiguo cargo. Con esta dimisión, la cifra de dirigentes que han abandonado el equipo de Cifuentes desde su llegada al Gobierno regional el pasado junio se eleva a siete. A las cinco dimisiones hay que sumar los dos directores generales que fueron cesados en el consejo de Gobierno celebrado el 13 de octubre.

Aquel día Ramiro Salamanca, última renuncia, fue nombrado director de Trabajo. El cargo le ha durado menos de tres meses, después de que se conociera que su esposa, Beatriz Álvarez, logró superar el proceso selectivo para reemplazarlo como nueva responsable de la asesoría jurídica de Metro de Madrid, plaza que quedó vacante cuando Salamanca fue nombrado para su nueva responsabilidad, tal y como ha publicado eldiario.es. Álvarez, funcionaria como su marido y letrada-jefa de la Comunidad de Madrid antes de cambiar a Metro de Madrid, fue una de los seis candidatos seleccionados para ocupar la vacante de jefe de Asesoría Jurídica, un cargo dotado con un salario de 55.000 euros.

Fuentes del Gobierno regional señalan que Cifuentes ha aceptado el relevo porque, a pesar de haberse formalizado un proceso selectivo legal con concurrencia y publicidad, el ingreso de la esposa de Salamanca a la empresa del suburbano es "éticamente dudoso". También indican que el proceso de selección realizado por Metro para suplir la vacante, y al que se presentaron seis personas, no fue comunicado a la Presidencia del Gobierno autonómico.

Otras dimisiones y salidas

Antes que Ramiro Salamanca, el Gobierno de Cifuentes ya tuvo que hacer frente a otras cuatro dimisiones. La primera de ella, el 30 de octubre, fue la del director general de Justicia, Ricardo Ruiz de la Serna, que rechazó continuar al frente de esta responsabilidad por "motivos personales". Este abogado especializado en empresa no completó los 100 días en el Ejecutivo. El detonante de la salida de Ruiz de la Serna fueron los dos errores que protagonizó y que Cifuentes calificó de “mala gestión”. El titular de Justicia no acudió a una cita con los sindicatos que él mismo había convocado y no acompañó a la comisión parlamentaria en una visita a la polémica Ciudad de la Justicia. Ruiz de la Serna siempre ha sostenido que él presentó la dimisión por “principios de coherencia” y que no fue destituido. El ex alto cargo de la Consejería de Justicia consideró que había “falta liderazgo político” en la institución que dirigía. “Todo se improvisa. No se analiza nada”, sostuvo.

El 5 de noviembre llegó la renuncia de la viceconsejera de Economía e Innovación, Rocío Albert López-Ibor, próxima al expresidente Ignacio González, que dejó el Gobierno de Cifuentes para ser decana en la Universidad Europea. Un día después se dio la dimisión de Arturo Moreno, presidente del Consejo de Administración de Telemadrid.

Esta misma semana, el martes, se añadía a la lista de dimisiones Laura Ruiz de Galarreta, directora general de la Mujer en la Comunidad de Madrid. Dejaba su cargo “a petición propia y por motivos personales”. Antes de todos ellos, el 13 de octubre, el Consejo de Gobierno había cesado a Américo Puente, director General del Servicio Público de Empleo, por su presunta implicación en la trama de corrupción Púnica durante su etapa en la Agencia Informática, y a la directora general de Trabajo que precedió a Salamanca, Mar Alarcón, cuñada de Francisco Granados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram