Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Valencia rebaja un 60% los fondos de su presidente

Las cuentas reciben el apoyo de socialistas, Compromís y València en Comú, la abstención "positiva" de Ciudadanos y el rechazo del PP

Pleno de la Diputación de Valencia en el que se ha aprobado el presupuesto. Ampliar foto
Pleno de la Diputación de Valencia en el que se ha aprobado el presupuesto.

La Diputación de Valencia ha aprobado este martes un presupuesto de 448,95 millones de euros para 2016. Las cuentas han recibido el respaldo de los cuatro partidos integrados en el Gobierno de la corporación, socialistas, Compromís, València en Comú y Esquerra Unida, y una abstención "positiva" por parte de Ciudadanos. El PP ha votado en contra.

Los presupuestos recogen una reducción del 60% en los fondos de libre disposición del presidente de la institución. De los 10 millones con los que contó el anterior responsable de la Diputación, Alfonso Rus, del PP, retirado de la vida pública después de que en mayo se viera implicado en una supuesta trama de cobro de comisiones a cambio de contratos públicos, se pasará a cuatro. Esta partida, ahora en manos del socialista Jorge Rodríguez, deberá destinarse a proyectos con fines sociales y a municipios al 50%.

El responsable de Hacienda, el socialista Toni Gaspar, ha afirmado que de esta forma se acaba con el "clientelismo y la arbitrariedad" de la institución. Y Rosa Pérez, de Esquerra Unida, ha mantenido que terminaba así la práctica de "Rus, al que le gustaba que vinieran a pedirle limosna".

Los partidos que han respaldado los presupuestos han destacado el aumento de las partidas para los servicios de igualdad, memoria histórica y transparencia. Respecto a este último, Roberto Jaramillo, de València en Comú, ha señalado que la corporación ha logrado 95,6 puntos sobre 100 en la clasificación que elabora la organización Transparencia Internacional.

Compromís, a través de Xavier Rius, ha destacado que los presupuestos no son los que hubiera hecho su formación, pero que en cambio tenían la virtud de recoger "el pluralismo y la diversidad" de la asamblea municipal que la integra y por ello de la sociedad.

Mari Carmen Contelles, del PP, ha criticado la reducción en inversiones, especialmente en carreteras, y el aumento del gasto en gestión, que ha considerado fruto de la "ineficacia" de los nuevos responsables. Y ha censurado que parte de los fondos que se detraen de las inversiones van a proyectos como la compra de libros de texto que corresponden a otras instituciones. Las cuentas, ha afirmado, reflejan que los partidos que forman el gobierno "no se creen la Diputación".

El portavoz de Ciudadanos, José Enrique Aguar, ha lamentado el descenso de ingresos previstos y ha instado al gobierno provincial a buscarlos en instancias como la Unión Europea, tras recordar que un 95% de los fondos provienen del Ejecutivo. Aguar ha reconocido la voluntad de diálogo de los responsables de la institución, que han asumido en buena medida las enmiendas presentadas por su grupo.

El diputado de Hacienda ha ofrecido al PP, cuyas enmiendas ha dicho que han sido entregadas esta misma mañana, estudiarlas e intentar introducir algunas de ellas a través de las comisiones dentro de la visión de que el presupuesto debe ser un "documento vivo" y de que la sociedad está reclamando a los políticos "que dialoguen y busquen acuerdos".

La portavoz del PP ha criticado, por su parte, que el proyecto de presupuestos les fue entregado sin tiempo para presentar antes las enmiendas. Y ha ofrecido al equipo de gobierno que aplazase la aprobación del presupuesto hasta que tuviera tiempo de examinar sus propuestas, algo que no ha sido aceptado.

València en Comú y Esquerra Unida se han distanciado de alguna de las partidas que recogen las cuentas que han aprobado, más concretamente las destinadas a financiar la plaza de toros de Valencia, si bien han añadido que el capítulo ha experimentado una fuerte reducción.