Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea aprueba la supresión del Consejo Consultivo

Una comisión asesora jurídica, intregrada por letrados, sustituirá al órgano suprimido

El Pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado hoy definitivamente la ley de supresión del Consejo Consultivo con los votos a favor del PP y Ciudadanos, la abstención de Podemos y la oposición del PSOE-M.

Las funciones consultivas de este órgano, que asesoraba al Gobierno de la región y del que formaban parte los expresidentes Joaquín Leguina, Alberto Ruiz-Gallardón e Ignacio González, serán ahora desarrolladas por los servicios jurídicos de la Comunidad a través de la creación de la Comisión Asesora Jurídica. Esta Comisión Asesora Jurídica estará integrada por letrados de la Comunidad de Madrid elegidos por un sistema de concurso.

Además, en los próximos meses, los grupos parlamentarios tienen previsto aprobar un estatuto de expresidentes que les dotaría durante dos años de un sueldo que supondría entre el 80 y 90 % del salario que perciben en el ejercicio de este cargo.

El diputado del PP Enrique Núñez ha defendido el trabajo desarrollado por el Consejo Consultivo, pero ha reconocido que también hay que racionalizar el gasto -según el Gobierno regional, la supresión de este órgano supondrá un ahorro de 2,3 millones de euros anuales-.

Núñez ha negado que el Consejo Consultivo fuera un "cementerio de elefantes" o un sitio en el que colocar "jarrones" que no se sabía qué hacer con ellos.

En este sentido, ha recomendado a la diputada de Podemos María Espinosa que no se preocupe por el futuro de los expresidentes de la región, ya que todos son funcionarios.

En su intervención, Espinosa ha aseverado que el órgano que ahora se suprime era "un retiro dorado para expresidentes".

Según la parlamentaria de Podemos, el Consejo Consultivo "sirvió" para que Esperanza Aguirre "comprara" al primer jefe del Ejecutivo de la Comunidad, el socialista Joaquín Leguina.

Espinosa también ha lanzado este mensaje: "No sufran por Gallardón, que encontrará otra ocupación; no sufran tampoco por Leguina, que no será fusilado al amanecer, y no sufran por González, que seguramente tendrá un retiro dorado en su ático de Marbella".

Por su parte, la diputada del PSOE-M Pilar Llop ha resaltado la incoherencia de trasladar las funciones de transparencia del Consejo Consultivo al Tribunal Administrativo de Contratación, ya que la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, aprobada la semana pasada, acordó quitar esas funciones a ese órgano.

Para Llop, el nuevo modelo no garantiza ni la independencia ni la imparcialidad, porque es el Ejecutivo "el que se erige en juez y parte, al ser un órgano dependiente del Gobierno el que va observar cuál es la actividad de la administración".

Finalmente, el diputado de Ciudadanos Juan Trinidad ha defendido la supresión del Consejo Consultivo para reducir el gasto y por "la necesidad de profesionalizar e imparcialidad del supremo órgano consultivo de la Comunidad de Madrid".