Mas evita la autocrítica y prevé pactos con partidos nacionales

CDC avisa que no renunciará a la independencia, pero se declara "expectante" ante la idea de un referéndum sobre Cataluña

Convergència Democràtica ignora la advertencia de las urnas y mantiene el rumbo del plan independentista pese a haber cosechado el domingo el peor resultado de su historia. La ejecutiva del partido evitó ayer entrar en detalles de los posibles errores y lanzó el mensaje de que, sin renunciar al independentismo, quiere participar del baile de pactos que habrá en el Congreso. El candidato convergente, Francesc Homs, sí dijo que estarán “expectantes” ante una posible solución en forma de referéndum como propone Podemos.

Los diputados de Convergència y de Esquerra Republicana han quedado relegados en el Congreso de los Diputados los últimos dos años por su apuesta soberanista. De ser codiciados por casi todos los Gobiernos pasaron al rincón a partir de 2012. Ambos partidos ven opciones de cambiar esta situación pese a que aseguran que no renunciarán al plan soberanista.

El candidato de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs (CDC), afirmó ayer en conferencia de prensa que el resultado de las elecciones avala su estrategia pese a que el independentismo ha sumado solo 17 diputados de los 47 que se disputaban en Cataluña. La novedad es que considera avalada, básicamente, la idea del derecho a decidir. Negándose a cualquier autocrítica pública por la pérdida de representación de los convergentes —han pasado de los 16 diputados de CiU en 2011 a los ocho de ahora de Democràcia i Llibertat— Homs aseguró que estarán “expectantes” en caso de que haya una oferta para celebrar un referéndum. “El panorama español está abierto. Hemos vuelto a aparecer en medio del escenario. Habrá mucho que hablar y debatir”, dijo. Paradójicamente, los ocho diputados de Democràcia i Llibertat pueden tener ahora mucho más valor que los 16 de la pasada legislatura. Preguntado por si negociaría una investidura de Pedro Sánchez, Homs recordó que el PSOE ha afirmado que corresponde al PP intentar una investidura, y aseguró que “de ninguna manera” apoyarán a Rajoy como presidente, con lo que dejó la puerta abierta a Sánchez.

“Ayudar a todos”

Junqueras no ve a ERC desempeñando un papel decisivo en el Congreso si, como es previsible, no hay pasos hacia la independencia de Cataluña. Con todo, el líder independentista aseguró ayer, preguntado por un hipotético apoyo a Sánchez para formar una mayoría de izquierdas, que “ERC estará encantada en ayudar a todo el mundo”. Después dijo rotundo que su objetivo es la independencia.

El líder republicano ve imposible que los socialistas acepten un referéndum sobre la secesión: “Si alguien quiere hacer una propuesta que la haga, hemos llevado 16 veces la cuestión del derecho a decidir al Congreso. Entrar en especulaciones sobre este tema tendría mucho sentido si presentáramos una novela, pero debemos ser realistas. No parece probable que el PSOE ofrezca apoyo explícito a la independencia”.

Ahora el objetivo más inmediato tanto de Convergència como de ERC es conseguir un grupo parlamentario propio en el Congreso. Y ambos tienen el mismo problema. Si bien tienen suficientes diputados para obtenerlo, ninguno ha alcanzado el 15% de los votos en la provincia de Barcelona. Según el reglamento del Congreso, el grupo no se consigue si no alcanzan este porcentaje en todas las circunscripciones donde se presentan. Las dos formaciones esperan que se haga una interpretación laxa del reglamento.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50