CDC y ERC llaman a la movilización para evitar la caída del soberanismo

Los dos partidos temen que los secesionistas se abstendrán el 20-D y el resto sí logrará movilizar a sus votantes

Los dos partidos temen que los secesionistas se abstendrán el 20-D y el resto sí logrará movilizar a sus votantes
Los dos partidos temen que los secesionistas se abstendrán el 20-D y el resto sí logrará movilizar a sus votantesalbert garcia

Los partidos independentistas cerraron ayer la campaña con un mensaje común: una llamada a la participación para evitar que el soberanismo sufra un fuerte bajón con respecto al 27-S. Tanto Esquerra como Democràcia i Llibertat, la candidatura de Convergència, creen que habrá muchos secesionistas que se abstendrán el 20-D, mientras que el resto sí logrará movilizar a sus votantes. ERC confía en ganar, y da por descontado que quedará por encima de CDC. La candidatura nacionalista fía su resultado al liderazgo del presidente en funciones, Artur Mas.

Los partidos han intentado, con poco éxito, animar a un electorado desanimado ante la nueva convocatoria electoral: la campaña antes del 27-S fue larga, y colea la división nacionalista por la incapacidad de Junts pel Sí (la coalición entre CDC y ERC) y la CUP para formar un Gobierno en Cataluña. Para contrarrestar el poco entusiasmo de sus bases, las formaciones coincidían en fijar el 20-D como la continuidad de las autonómicas. También en alertar de las propuestas de Ciutadans, su principal oposición en Cataluña, y contra En Comú-Podem, afianzada con su propuesta de un referéndum que los independentistas consideran imposible.

Mas fue contundente al pedir la movilización soberanista en el mitin final de campaña, subrayando que la participación de los contrarios a la independencia será alta: “Si nosotros no vamos [a votar], si la gente no vota Democracia i Llibertat, tened presente que ellos irán, y esto llevará Rajoy a la Moncloa, con el apoyo de Ciutadans”, mantuvo, y apostilló: “Cerradles el paso”.

Horas antes, en la última rueda de prensa de la campaña, Mas llamó a participar recordando que los independentistas siempre se han expresado en ante una urna: “Nuestros únicos instrumentos son la movilización y el voto”.

También Esquerra utilizó la urna como elemento simbólico para intentar frenar la abstención. El líder republicano, Oriol Junqueras, pidió a los catalanes que las llenen “de esperanza y futuro”, y aseguró que una mayor participación beneficiará los secesionistas: “Las pruebas demuestran que Cataluña, cuanto más vota, más votos y más mayorías han conseguido los independentistas”.

Si en el mitin de CDC se cargó contra Ciudadanos, Junqueras se fijó en En Comú-Podem, desacreditando su propuesta estrella para Cataluña: “El referéndum que sí sirve es el que impulsamos nosotros para aprobar la Constitución catalana, nunca un referéndum que debe pedir permiso a PP, PSOE, y Ciudadanos”. ERC espera que los ataques contra la formación de Pablo Iglesias sean suficientes para alcanzar el primer puesto el domingo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS