Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
XAVIER DOMÈNECH, CANDIDATO DE EN COMÚ PODEM

“La mayoría de españoles acabará aceptando el referéndum”

El candidato tilda el contrato único de Ciudadanos de "la pesadilla neoliberal llevada al extremo"

Xavier Domènech, candidato de En Comú Podem
Xavier Domènech, candidato de En Comú Podem

Xavier Domènech (Sabadell, 1974) es el candidato de En Comú Podem, que aspira a ganar el 20-D.

Pregunta. A Catalunya Sí que es Pot no le fue bien el 27-S ¿Cómo se explica ahora que las encuestas digan que pueden ganar?

Respuesta. El 27-S la mayoría asumió el plebiscito y así se explica parte de los resultados de CSQP, Junts pel Sí y Ciutadans. El contexto y el debate son otros: se trata de revertir la política social y económica del PP y de apostar por el referéndum. También hay más confluyentes. Es muy buena noticia que las encuestas digan que PP y Ciutadans no suman.

P. ¿Ha sido clave la implicación de Colau?

R. La figura de Colau simboliza muy bien la implicación de BComú y los comunes de Lleida, Tarragona o Terrassa y ha dado mucha fuerza a esta campaña.

P. Colau ha sido críticada por el independentismo por decir que Madrid debía volver a ser la capital del Estado de los catalanes. ERC dice que fue un patinazo

R. Colau dijo que tras el 24-M hay una potencia de cambio en varias ciudades. Podía haber dicho Madrid, A Coruña, Valencia o Cádiz. Quería decir que Madrid volviera a representar el cambio.Aquel Madrid que estaba en manos del PP es el de la esperanza del cambio y de Manuela Carmena, que apoya el derecho a decidir. Y lo dijo en un mitin en el que 10.000 personas gritaron Visca Catalunya. Nos podemos concentrar en la anécdota pero la categoría es otra: que cinco millones de personas pueden apostar por el cambio y el derecho a decidir.

Pablo Iglesias es el candidato a la presidencia del Gobierno que mejor entiende el hecho catalán

P. Pero ella habló de la capital del Estado. Lo ha matizado. No sé si se arrepiente…

R. Los que se quedan en una anécdota tienen poco que decir.

P. ¿Han persuadido a Iglesias para que evite comentarios como los de la anterior campaña?

R. Él reflexiona mucho sobre la política. Y esas reflexiones son compartidas. No le hemos persuadido. Es el candidato a la presidencia del Gobierno que mejor entiende, de largo, de larguísimo, el hecho nacional catalán.

P. Fernández Díaz dice que no lo ve como presidente del Gobierno convocando un referéndum.

R. Iglesias lo ha situado en el eje de la campaña y lo dice aquí, en Cádiz o en La Moncloa. Apostamos por el referéndum porque creemos en él.

P. ¿Le desconcierta que Homs diga que quieren el referéndum para que gane el no?

R. Pues sí. La democracia es eso: se ha de hacer con independencia de si crees que ha de ganar el o el no.

El contrato único de Ciutadans es la pesadilla neoliberal llevada al extremo

P. ¿Acusarán su indefinición?

R. Reunimos a independentista, confederalistas, federalistas y gente a favor del derecho a decidir sin definir cuál sería su voto. El 80% del país lo apoya y nuestra fuerza es aunar esa diversidad.

P. ¿Ve algún recorrido a la declaración de desconexión aprobada por el Parlament?

R. No se soluciona el conflicto con una declaración un lunes sujeta a que Mas sea presidente.

P. Si esa vía no es viable ¿Por qué va a serlo la suya cuando PP, PSOE y Ciudadanos la rechazan?

R. Es ilusorio creer que una movilización de tres años se resolverá negando el problema, negociando por arriba o con la gran propuesta de trasladar a Barcelona el Senado. Lo que comparte la gran mayoría de catalanes lo acabará compartiendo la gran mayoría de españoles. Es la solución dada en Escocia y Canadá. Se impondrá el sentido común.

P. Siempre habla de “la bona gent de la CUP”. ¿Intentan atraer a sus votantes?

R. A diferencia de otros, nosotros no hacemos interpelaciones directas. Apostamos por el soberanista que busca el cambio real y la justicia social.

P. ¿La CUP investirá a Mas?

R. Tiene un debate difícil e intenso. No soy de la CUP. Yo no lo haría pero son muy libres de hacer lo que quieran.

P. Los ataques entre estos últimos días entre ustedes y C's se han recrudecido ¿Es el pulso final entre los emergentes?

Hay bastantes candidatos que no era conocidos y han obtenido buenos resultados. Lo más importante son las propuestas y el trabajo en todo el territorio

R. Son dos fuerzas alternativas antitéticas: una representa el centralismo y las políticas liberales que nos han llevado a la crisis y la otra, el derecho a decidir, la justicia social y contra la corrupción. El contrato único muestra muy bien lo que es Ciudadanos. No se atreve a llevarlo en el programa ni el PP. Es la pesadilla neoliberal llevada al extremo. Usan un eufemismo para no llamarlo reforma laboral pero significa que no los trabajadores no recuperan sus derechos de indemnización hasta que los nueve años de contrato; se pierde la causalidad y la tutela judicial en caso de despido, que se carga los pactos internacionales del Estado sobre derechos laborales, el Estatuto de los trabajadores y el artículo 35 de la Constitución.

P. Usted era poco conocido y no está pesando en las encuestas como pasó el 27-S. ¿Por qué cree que ocurre?

R. Hacemos demasiados análisis y comparaciones entre unas y otras elecciones.Hay bastantes candidatos que no era conocidos y han obtenido buenos resultados. Lo más importante de esta candidatura son las propuestas y el trabajo en todo el territorio. Se explicó que era una lista muy barcelonesa, pero hemos estado e Tarragona,Tàrrega, Girona, Manresa, Tortosa. Es una candidatura que expresa muy bien lo que queremos representar: el espíritu del municipalismo de fuerzas que se conjuntan y expresan un objetivo común. Hay muchas caras implicadas como Mónica Oltra, Iñigo Errejón o Ada Colau.

P. ¿Tienen Garantizada la autonomía y grupo propio? Si se disgregan en grupos podría restar fuerza al núcleo de Podemos a la hora de constituirse el Congreso.

R.  Sí, lo tendremos. Es una apuesta que teníamos clarísimamente nosotros y los compañeros de Podemos en el Estado. Podem está dentro de la confluencia y nos da una fuerza enorme. Y es una apuesta de futuro de reconocimiento pleno de las diversas realidades nacionales del Estado. ¿Que  puede provocar algún problema técnico? La política tiene que estar por encima de ello.