Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
20D

El referéndum de Podemos altera los planes de los independentistas

Convergència y Esquerra cargan contra la viabilidad de la propuesta

Los candidatos de ERC, en el acto de campaña de ayer.
Los candidatos de ERC, en el acto de campaña de ayer.

Los independentistas catalanes no contaban con Podemos en su campaña electoral para las generales. Pero el auge de la formación de Pablo Iglesias, junto a la defensa sin matices de un referéndum sobre la independencia en Cataluña, ha obligado a Democràcia i Llibertat (marca electoral de CDC) y Esquerra Republicana a variar sus discursos para cargar contra el partido morado. Hasta ahora, ambas formaciones se habían centrado en alertar de la amenaza que supondría para el proceso soberanista una victoria de Ciudadanos en Cataluña. Pero los sondeos acercan más al primer puesto al partido de Iglesias.

Podemos ha encontrado en el referéndum de independencia una baza electoral de peso. Otra arma con la que cuenta Iglesias es con la participación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Si la falta de implicación de la edil el 27-S fue clave para el descalabro del partido en las autonómicas, la irrupción de la alcaldesa en esta campaña ha ido acompañado de un crecimiento de sus expectativas en Cataluña.

La estrategia de Democràcia i Llibertat y de ERC se basa en atacar al partido morado por dos flancos. Primero, la credibilidad de Iglesias, que en el pasado fue ambiguo con la posibilidad de permitir la consulta: “El último año las propuestas de Iglesias sobre Cataluña eran como el Guadiana”, dijo Artur Mas sobre el asunto. Pese al aviso, el presidente de la Generalitat en funciones celebró la promesa, algo que no hizo Oriol Junqueras, líder de los republicanos, mucho más contundente: “ERC no cayó en el engaño de la Constitución, ni tampoco en el del Estatut 'cepillado' del 2006. Ahora tampoco caerá en el engaño de Podemos”, clamó el sábado, en el mitin central de Esquerra.

El otro flanco por el que los independentistas buscan minar la propuesta es por su falta de apoyos entre el resto de partidos. Mas avisó de que ni PP, ni PSOE, ni Ciutadans permitirán la consulta que propone Iglesias, un argumento que calcan en ERC. “El referéndum no llegará nunca”, vaticinó Junqueras. “Es una ilusión efímera, no habrá mayoría ni en el Congreso ni en el Senado”, agregó la secretaria general del partido, Marta Rovira.

Ayer los partidos también buscaron minar el efecto Colau. La alcaldesa participó en un acto en Madrid en el que pidió que la ciudad “vuelva ser nuestra capital”. La afirmación indignó a los independentistas: “Los catalanes sabemos muy bien cuál es nuestra capital, y no es Madrid”, le respondió Junqueras. Desde CDC, el portavoz municipal Xavier Trias también se lo reprochó.

La contundencia de ERC contra Podemos es mayor que en Convergència porque ambas formaciones se disputan una frontera de voto en Cataluña: el que proviene de la Candidatura d'Unitat Popular, que no se presenta el 20-D. Pese a que ERC da por descontados una importante bolsa de votantes del partido, el último barómetro de la Generalitat muestra que una parte de los electores de la CUP optará por Podemos en las generales.

Ataques a Rajoy por la inmersión lingüística

Convergència y Esquerra se unieron ayer en las críticas a Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno afirmó el sábado por la noche que en la escuela catalana "no se puede hablar en castellano", algo que le valió una contundente respuesta de los candidatos de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, y Esquerra, Gabriel Rufián.

Homs acusó a Rajoy de "mala fe" y lo retó a visitar una escuela catalana. "Es la viva expresión de una absoluta ignorancia", completó el candidato nacionalista. No se quedó corto su rival en ERC: "Es miserable", dijo Rufián. El republicano se puso a él mismo, castellanohablante, como ejemplo de que el español no está perseguido en Cataluña.