Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència anima a pedir el voto en las cenas de Navidad

“Quizás arruinarás la cena, pero salvarás el país”, dice el nuevo vídeo de Democràcia i Llibertat

Una campaña electoral en plena época de cenas de navidad tiene sus peligros para el devenir de las fiestas de empresa, siempre tan imprevisibles. Democràcia i Llibertat, la marca electoral de Convergència para el 20-D, quiere que los militantes aprovechen las cenas para convencer a sus compañeros de la independencia y reclamar el voto. Aunque eso afecte la convivencia entre los compañeros. “Quizás arruinarás la cena, pero salvarás el país”.

Lo primero es localizar a los indecisos, descartando a los independentistas y a los que votan otras opciones. “Si tienen las memorias de Aznar o todas las intervenciones en DVD de Albert Rivera puedes sospechar”, avisa la voz en off. Para completar la misión de buscar a alguien que no sepa qué votar, recomienda “lanzar la bomba”. Eso es, soltar en la cena la frase: “Y qué, el 20 elecciones, eh? ¿Cómo lo ves?”

La víctima propiciatoria picará el anzuelo, según Convergència. Habrá alguien en la cena (el vídeo dibuja un hipster, aunque el PP defienda que son sus votantes) que dirá: “No sé, todos los políticos son iguales”: Ahí se anima al convergente a la batalla: “Tienes un objetivo y una misión. Prepárate para ganar”.

Según el relato de la cena convergente, los argumentos que soltará el presunto indeciso serán que el proceso soberanista es para tapar los recortes y que lo que se necesita es “menos independencia y más arreglar los problemas de la gente”. Ante estas frases, Democràcia i Llibertat recomienda responder el argumentario de campaña: que se destina la mayor parte del presupuesto a políticas sociales y que el Tribunal Constitucional, con el recurso del Gobierno, ha suspendido el decreto contra la pobreza energética y el impuesto bancario. “Que la cena de empresa sea interesante puede parecer imposible, pero tu puedes hacerlo”, acaba el vídeo. Convergència no aclara con qué cara hay que mirar al compañero al día siguiente de soltarle un rollo político en la cena de empresa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información