Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La atención primaria de Terres de L'Ebre protesta por los recortes

Los sanitarios de la zona denuncian la falta de recursos sanitarios para atender las emergencias en la zona

Entrada al hospital comarcal Verge de la Cinta de Tortosa.
Entrada al hospital comarcal Verge de la Cinta de Tortosa.

La atención primaria de la región sanitaria de Terres del Ebre se ha levantado en bloque para denunciar la falta de recursos sanitarios para atender las emergencias en la zona. El comité de empresa de Ambulancias Baix Ebre y la Junta de Personal de los 11 equipos de atención primaria que tienen el Instituto Catalán de la Salud (ICS) en la zona —dispone de 21 ambulatorios y 48 consultorios locales— han advertido a las autoridades locales de su área de referencia (atienden a unas 190.000 personas) del “peligro potencial” para los pacientes que sufran una urgencia médica. por culpa de los recortes.

Bellvitge retrasa el pago de nóminas a 78 eventuales

J. MOUZO

La entrada del hospital de Bellvitge de Barcelona volvió a llenarse ayer de trabajadores y vecinos para denunciar, esta vez, el retraso en el pago de las nóminas del mes de diciembre a algunos empleados eventuales. El retraso se debe, según explicó la Junta de Personal, a un error burocrático del hospital. El número de afectados asciende a 78 personas.

Los afectados son los empleados más precarios, con contratos temporales que encadenan “mes a mes”. “Como van renovando el contrato cada mes, empiezan a trabajar sin firmar el contrato y lo firman una semana después. El problema es que, este mes, con los festivos de por medio, se adelantó unos días el cierre de las nóminas. El hospital no avisó correctamente y mucha gente se quedó sin firmar”, señaló Ramón Montoya, presidente de la Junta de Personal.

El hospital coincidió en que se trata de un problema de calendario y admitió que los afectados no cobrarán el sueldo de diciembre hasta finales de enero. “En diciembre se cobra el 24 en vez de a final de mes y esta situación provoca cada año la anticipación del cierre de contratos”, justificó una portavoz, pero matizó que “esto ocurre cada año y la dirección avisó por correo electrónico” a los empleados.

“Es una vergüenza que un empleado vaya a trabajar sabiendo que no va a cobrar este mes. Además, es el personal más precario y diciembre es un mes difícil porque están ahí las Navidades”, protestaMontoya.

Los sanitarios de Terres del Ebre han puesto sobre aviso a los 52 ayuntamientos de las cuatro comarcas que conforman la región sanitaria (Montsià, Terra Alta, Baix Ebre y Ribera d'Ebre) de la imposibilidad que tienen para poder prestar una asistencia sanitaria rápida y eficaz. El apercibimiento llega después de un diagnóstico elaborado por la junta de personal de centros de asistencia primaria del ICS y por el comité de empresa de Ambulancias Baix Ebre, que destacan los déficits de recursos y efectivos que sufren como consecuencia de los recortes en materia de salud.

Joan Vidal, uno de los portavoces del colectivo sanitario, explica que el texto representa a más de 600 profesionales de la salud de la zona y que canaliza el malestar y la preocupación del sector. “La política de la Generalitat ha supuesto una destrucción sostenida y sistemática de los recursos sanitarios públicos”, critica.

El informe advierte de que las consecuencias de estas políticas de empobrecimiento de la sanidad pública han tenido una afectación visible también en el hospital de referencia del ICS en las Terres de l'Ebre, el Verge de la Cinta de Tortosa. El documento apunta a que las contrariedades padecidas en el centro, como reducción de personal, externalización de servicios, cierre de camas y aumento de listas de espera, son de dominio público.

El documento también incide en que se ha caído en una “dramática disminución de la calidad” en la atención primaria. En este ámbito, el inventario hecho por los profesionales recoge carencias en los servicios como disponer de una sola ambulancia para atender a los municipios de Ulldecona, la Sènia y Alcanar (unos 25 kilómetros de distancia).

 

Escasez de ambulancias

Asimismo, el informe recoge que un sólo vehículo de transporte sanitario es el encargado de atender durante las 24 horas del día las urgencias que puedan suceder tanto en el municipio de Deltebre como al otro lado de río, en Sant Jaume d'Enveja. Esa misma ambulancia debe cubrir, además, las incidencias que se produzcan en cualquiera de los cámpings de la zona, en urbanizaciones como Riumar o Els Eucaliptus y en toda el área que queda comprendida en el tramo final de la desembocadura del río Ebro (unos 13 kilómetros de distancia).

También se ha eliminado el servicio nocturno de ambulancia en Xerta y durante la noche quedan sin atención directa los 45 kilómetros de territorio que hay entre Tortosa y Móra d'Ebre. En Móra, población que es capital de comarca, la ambulancia se queda sin médico y la primera asistencia de emergencia se deja en manos de una enfermera y de un técnico sanitario que, a su vez, hace las funciones de conductor.

El informe también detalla la eliminación de plazas de médico en ambulatorios de Tortosa, Sant Carles de la Ràpita, Deltebre y Prat de Comte y la supresión de servicios de enfermería en Santa Bàrbara o l'Ametlla de Mar. Según el estudio, la reducción de presupuesto del ICS en un 15% en los últimos cinco años ha tenido “unas consecuencias nefastas sobre la calidad de la asistencia sanitaria pública en Cataluña”.

El documento ya ha sido remitido a todos los ayuntamientos de la zona. “Consideramos que los Consistorios tienen la responsabilidad moral de abrir un debate sobre las causas y consecuencias de los recortes”, razonan los denunciantes. El pleno del Ayuntamiento de Amposta denunció recientemente, con la unanimidad de los cuatro grupos que tienen representación, el recorte sufrido en el servicio de ambulancias.