Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frit Ravich invertirá 20 millones para duplicar su capacidad productiva

La compañía alimentaria prevé aumentar su facturación un 8% anual hasta el año 2018

Frit Ravich, la empresa de alimentación con sede en Maçanet de la Selva, invertirá 20 millones de euros para ampliar la superficie de la fábrica y duplicar la capacidad de producción en tres años. Cerrará este año por primera vez con una facturación superior a los 200 millones de euros y tiene previsto poner en marcha un plan estratégico que le permita tener un crecimiento continuado de negocio de un 8% hasta 2020. La firma ha finalizado la construcción de un almacén totalmente automatizado que ha supuesto una inversión total de 32 millones de euros.

Frit Ravich, empresa familiar fundada en el año 1963, ha finalizado recientemente la construcción de un almacén de 18.000 metros cuadrados totalmente informatizado que se ha puesto en marcha en periodo de pruebas y que se prevé que en unas semanas opere con total capacidad. De él saldrán todos los pedidos. La firma procesa 700 distintas referencias de patatas fritas y frutos secos. El nuevo centro logístico ha supuesto una inversión de 27 millones de euros, junto al que se ha construido un edificio de oficinas. 

Una vez finalizada la obra, la empresa ha iniciado un plan estratégico que incluye la ampliación de la fábrica actual con la inversión de 20 millones de euros hasta 2018. Esta ampliación permitirá duplicar la producción de la empresa, que produce diariamente 22 toneladas de patatas chips, 9,5 toneladas de snacks y 48,2 toneladas de frutos secos. A parte, distribuye alrededor de 2.400 referencias de productos para hostelería como golosinas, chocolates, zumos, aceitunas o bollería.

La dirección de la empresa prevé que la inversión y el aumento de capacidad productiva se reflejen en un incremento continuado de la cifra de negocio, que estiman que se aproxime al 8% anual. Este 2015 Frit Ravich cerrará el año con una facturación de 203 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 9% respecto al año anterior, cuando se facturaron 186 millones.

La firma gerundense se centra en el mercado catalán y estatal, aunque exporta el 5% de su producción, principalmente a Francia, donde el pasado enero abrió una filial.