Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lista secreta de la Hacienda de Cataluña indigna a la oposición

El PSC y el PP exigirán explicaciones por escrito al Gobierno de Artur Mas

Los partidos de la oposición en Cataluña cargaron ayer duramente contra la lista secreta que ha creado la Agencia Tributaria de Cataluña para garantizar el anonimato de los datos de 1.000 políticos y personalidades relevantes. Estas formaciones califican de “escándalo” y de “chapuza” la elaboración de este listado —del que informó ayer EL PAÍS— porque consideran que crea contribuyentes de primera y de segunda categoría.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, considera que el argumento que se esgrime internamente para justificar la creación del listado —evitar que los funcionarios curioseen— refleja que no se trata a todos por igual. “Significa que se quiere otorgar una protección adicional a los políticos respecto a los ciudadanos”, denuncia. “Esto es una muestra del nuevo país que quieren construir algunos”, dice en referencia a los independentistas.

El problema añadido que ven tanto el Partit dels Socialistes como el grupo de Catalunya Sí que es Pot es que, además de querer sobreproteger a políticos y personajes relevantes, hay desconfianza en los funcionarios. “El argumento que parece que dan para hacer esta lista es el de preservar de la curiosidad de no se sabe quién. Demuestra mucha desconfianza hacia su propio personal. Es chapucero y cutre”, dice Josep Vendrell, diputado de Catalunya sí que es Pot.

La socialista Eva Granados añade, además, que hay un prolema serio para ejercer el control de lo que está haciendo el Gobierno catalán, puesto que todos sus cargos llevan meses en funciones y algunos incluso ya han dejado el puesto. “El departamento de Economía está casi vacío”, afirma.

“Ocultan sus actos”

Granados presentará una batería de preguntas sobre la lista con objeto de conocer los motivos que han llevado a impulsarla. El PP también preguntará por escrito al Gobierno catalán. El portavoz de esta formación en el Parlament, Enric Millo, considera que este tipo de actuaciones son previsibles con el actual Gobierno de Artur Mas. “No nos sorprenden este tipo de prácticas porque hablamos de personas que lo que quieren es desconectarse del resto de España para apropiarse de la policía, de la justicia y de la agencia tributaria y ocultar así sus actos reprochables”, dice Millo. “No nos sorprende porque están dispuestos a saltarse todas las leyes”, dice en referencia a la Generalitat.

La controvertida lista se creó hace seis meses. Junts pel Sí, el grupo de Convergència y Esquerra Republicana, rehusó ayer opinar al respecto.

 

Más información