Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homs quiere “pactar” la secesión con los partidos nacionales

Democràcia i Llibertat sostiene que España "saldría perdiendo" si Cataluña se independiza sin negociación

Homs quiere “pactar” la secesión
con los partidos nacionales

Democràcia i Llibertat, la marca de Convergencia para el 20-D, está intentando recuperar el perfil pactista que tantos réditos ha dado a CiU las últimas décadas. Sin renunciar a sus recién adquiridos postulados independentistas, los convergentes aseguran que quieren negociar en el Congreso las condiciones de la secesión. Su candidato, Francesc Homs, defendió ayer en Madrid las supuestas bondades de una independencia pactada. “La separación acordada es mucho mejor, y en caso de no ser así, quien saldría perdiendo es España”, dijo.

El partido de Artur Mas está haciendo un complicado equilibrio esta campaña. Por una parte quiere mantener el tono independentista que ha agudizado el último año y que le debería permitir mantenerse al frente de la Generalitat con los votos de los anticapitalistas de la CUP. Pero por otro lado necesita conservar el apoyo de las clases medias y del nacionalismo moderado que tradicionalmente ha dado fuelle a Convergència i Unió. Por este motivo promete diálogo. Francesc Homs intentó dar vida ayer a este doble discurso presentando en Madrid el documento titulado Razones para pactar, motivos para convivir.

El informe, de 48 páginas, y que Homs dice que enviará a todos los partidos que obtengan representación en el Congreso, defiende encontrar una vía acordada que facilite la creación de un Estado catalán y que a la vez sea satisfactoria para el Estado. Pero también asegura que si no hay acuerdo ni negociación la apuesta por la secesión es la que “acabará imponiéndose” y que ésta “no se podrá objetar”.

“Si los catalanes pueden justificar ante la comunidad internacional que han agotado todas las vías democráticas internas españolas y que han agotado todos los canales renegociación sin ningún resultado, no se podrá objetar a la actuación propia para acceder a la independencia”, reza el documento. Por este motivo llama al Estado a “negociar” porque, según él, es el primer interesado en que haya “un deselance pactado”.

El nuevo discurso de Homs contrasta con la determinación de su partido de dejar Cataluña a punto para la independencia en 18 meses digan lo que digan las instituciones del Estado incluido el Tribunal Constitucional. Con el reparto de estas "razones" a favor de la secesión, el dirigente catalán quiere saber si el Estado “está dispuesto a usar el diálogo” ya que hasta el momento, según él, solo ha utilizado “la fuerza”.

Más información