David Fernàndez divide a la CUP al defender la investidura de Mas

La militancia votó el pasado domingo contra la investidura de Mas como presidente

David Fernandez en el debate Nacional de la CUP.
David Fernandez en el debate Nacional de la CUP.A. Garcia

El exdiputado de la CUP David Fernàndez ha abierto una grieta dentro de su formación al inclinarse este miércoles por facilitar la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. Dirigentes y diputados de los dos sectores de la CUP, partidarios y contrarios de esta investidura, han discutido a través de las redes sociales y han dejado al descubierto las discrepancias que este asunto genera dentro de la formación anticapitalista cuando ya hace más de dos meses desde la celebración de las elecciones en Cataluña

Más información
El rechazo de la CUP a investir a Mas abre la vía a unas nuevas elecciones
La CUP propuso investir presidente a Pi-Sunyer como alternativa a Mas
La CUP decidirá el 27 de diciembre si finalmente apoya a Mas

Pau Llonch, próximo a Endavant, el sector de la CUP más contrario a la investidura de Mas, ha admitido públicamente esta división. “Lo han conseguido. Han conseguido destruirnos”, ha dicho en un mensaje a través de Twitter. Dirigiéndose a David Fernández, que fue diputado en el Parlament la pasada legislatura y que se ha convertido en el dirigente más conocido de la CUP, Llonch ha llamado a afrontar el debate con “entereza”. “Desde la tristeza más profunda de un amigo y camarada, la más radical discrepancia”.

Otra destacada dirigente de Endavant, Gabriela Serra, ha secundado a Llonch asegurando que “aquí no se mueve nadie. Ninguna individualidad por encima de la colectividad. El 27-D decidiremos”, ha dicho en referencia a la asamblea convocada en aquella fecha para decidir sobre un eventual pacto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Artur Mas necesita que como mínimo dos diputados de la CUP voten a favor de su investidura y los otros ocho se abstengan para salir elegido presidente. La formación anticapitalista aseguró durante la campaña y los días posteriores a las elecciones que no haría presidente a Mas ni por activa ni por pasiva. Sin embargo, un sector de la CUP, liderado por el grupo Poble Lliure, defiende lo contrario y se ha mostrado satisfecho con el artículo de David Fernàndez.

Una voz autorizada

El exdiputado de la CUP, Quim Arrufat, ha explicado que su compañero en el Parlament, David Fernández, habla en su nombre cuando propone ceder dos votos para investir a Mas: "No es la postura oficial de la CUP, pero sí la de una voz autorizada".

Isabel Vallet, que formó parte del anterior grupo parlamentario de la CUP junto a Fernández y Arrufat, ha asegurado que "es una opinión más, significativa, porque es un exdiputado, pero es una opinión más". Desde el partido han manifestado que sin tener asegurado el plan de choque, la ruptura y el proceso constituyente no pueden "discutir nada ni tan solo entre nosotros". "Estamos todos de acuerdo en que eso es lo más importante", han ratificado desde la organización.

El alcalde de Argentona, Eudald Calvo ha apoyado públicamente al exdiputado. “Muy de acuerdo con David Fernàndez. Si realmente hay alguna salida al lío es un plan de choque fuerte contra la pobreza y seguir con el proceso soberanista”. David Caño, también voz destacada dentro de la formación, se ha inclinado por la misma vía. “Dos votos para un consejo de presidencia de cuatro, vinculado a un plan de rescate ciudadano, desobediencia y calendario claro y concreto".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS