Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tranvía duplicaría la velocidad del bus por el centro de la Diagonal

Un estudio de la plataforma Promoción del Transporte Público defiende la conexión de los dos tranvías

El Tram-Besòs, a su paso por la plaza de Glòries.
El Tram-Besòs, a su paso por la plaza de Glòries.

Un tranvía que circulara por el tramo central de la avenida Diagonal sería capaz de duplicar la velocidad de un autobús, además de doblar también su capacidad de transporte de pasajeros. Así lo sostiene un extenso informe presentado ayer por la plataforma Promoción del Transporte Público (PTP), defensora desde hace años de la conexión tranviaria en línea recta desde Francesc Macià hasta Glòries. La entidad aboga por crear una única plataforma segregada de 8,5 metros de ancho en el lado mar que compartirían tranvías y autobuses y que obligaría a reducir un carril de circulación. Tras la inversión necesaria, la explotación del transporte público en el boulevard barcelonés permitiría ahorrar más de dos millones de euros.

PTP está convencida de que con una línea del tranvía unida y que en el tramo central comparta plataforma con una línea de autobús se conseguiría una velocidad media de 15 kilómetros por hora (km/h), frente a los 8 km/h a los que circulan actualmente los autobuses en Barcelona. Además, considera que esa conexión permitiría pasar de los 25 millones anuales de viajeros actuales a los 50 millones, cambiando de forma significativa los puntos de mayor afluencia de uso del tranvía.

Con la conexión, las paradas entre la calle Balmes y el paseo de Gràcia serían las más utilizadas, con entre 87.000 y 95.000 viajeros al día, más que triplicando las paradas con más pasajeros actuales, ubicadas en la zona universitaria de la Diagonal. Pero el informe destaca que el tranvía permitiría aportar conectividad a un sector que mantiene un déficit de transporte público, en referencia al tramo entre el paseo de Sant Joan y la plaza de Glòries. Igualmente, resuelve zonas en las que el autobús da muestras de saturación, entre Francesc Macià y Sant Joan, según el informe.

Además de criterios ecológicos, el informe destaca que la unión de los dos trazados del tranvía permitirían reducir un mínimo de un 10% el coste de que uno de sus convoys recorra un kilómetro, que se situaría en los 8,18 euros. En conjunto, la reducción total para el transporte público sería de en torno a dos millones de euros, que se podrían distribuir, según la PTP, a otras modalidades de transporte público en otras zonas de la ciudad. Asimismo, quedarían liberados una veintena de autobuses para otras zonas.

El Ayuntamiento de Barcelona todavía no tiene sobre la mesa los trabajos que le permitirán decidir cómo ubicar las líneas de tranvía en la Diagonal. La PTP le hace la suya propia, basada en un doble carril segregado del resto de la circulación. Por él podrán circular tanto autobuses como tranvías, pero con limitaciones en los autobuses para evitar efectos acordeón, que tendrían consecuencias sobre la velocidad media de circulación. Solo se prevé la pérdida de un carril para el transporte privado.

La plataforma plantea dos escenarios de uso de esas plataformas. En una, la más modesta, circularían tranvías y una única línea de autobús, lo que permitiría aumentar la oferta actual de 3.865 viajeros por hora (y sentido) hasta los 5.570. Si se apostara por tranvías de composición doble y la línea H18, de la red ortogonal, se alcanzarían los 9.000 viajeros.

Sobre la ubicación de ese nuevo corredor de transporte público, la PTP aboga por la calzada central de la Diagonal, pero ocupando el flanco que da al lado mar de la avenida. ¿El motivo? Porque así se reducirían los carriles que van en dirección a la zona del Fórum. En ese sentido hay más calles con gran capacidad como alternativa que en sentido contrario, ya que Gràcia, por ejemplo, impide poner en marcha calles de gran capacidad. Así, en la Diagonal solo habría un carril para el transporte privado en sentido hacia el Fórum y quedarían tres hacia la salida norte de la Diagonal.

El presidente de PTP, Ricard Riol, negó ayer que la conexión del tranvía fuera rechazada en la consulta que convocó el exalcalde Jordi Hereu. En su opinión, la opción C que se impuso en aquel referéndum se refería a otros tipos de conexión del tranvía que no estaban concretados. El informe concluye: “La interconexión de tranvías es la mejor operación de transporte público que se puede hacer en Cataluña”.

Más información