Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LAB pide que el Gobierno vasco liquide la mesa de diálogo social

Etxaide asegura que a Confebask "se le ha quedado pequeña" la última reforma laboral

Ainhoa Etxaide, secretaria general de LAB, y Garbiñe Aranburu, en la comparecencia en la sede del sindicato en Bilbao.
Ainhoa Etxaide, secretaria general de LAB, y Garbiñe Aranburu, en la comparecencia en la sede del sindicato en Bilbao.

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha criticado hoy que exista en Euskadi una mesa de diálogo social en la que depositar propuestas como la última planteada por la patronal vasca Confebask, a la que ve "insaciable" en sus demandas, y ha abogado por que el Ejecutivo vasco liquide ese foro.

En conferencia de prensa en Bilbao, Etxaide ha anunciado que su sindicato se dirigirá a los partidos parlamentarios para que pidan al Gobierno que ponga fin a esa mesa de diálogo, en la que se reúnen el Ejecutivo vasco, Confebask y los sindicatos CCOO y UGT, en ausencia de ELA y LAB, que en su día decidieron no tomar parte en ella.

En la última reunión, Confebask planteó un nuevo modelo de relación en la empresa basado en la "colaboración, la implicación" y la participación en el proyecto empresarial. Para LAB, la patronal vasca busca poder disponer de más flexibilidad y vincular salarios a beneficios y productividad, lo que supone ahondar en el actual modelo de relaciones laborales, no promover uno nuevo, e implicará más precariedad y destrucción de empleo, según su análisis.

Etxaide ha señalado que a Confebask "se le ha quedado pequeña" la última reforma laboral y pretende llegar con su propuesta "allá donde la reforma no llega" y "donde hay derechos consolidados, convenios colectivos y salarios dignos". Según ha censurado, la patronal vasca quiere acordar con sindicatos y Gobierno Vasco "cómo agredir y liquidar esas situaciones".

La dirigente sindical ha calificado a Confebask como "la punta de lanza de las patronales en el Estado español" y ha advertido del momento en el que Confebask "se atreve" a plantear la propuesta empresarial: "Se pone encima de la mesa cuando se habla de nuevas reformas laborales que se van a demandar al nuevo Gobierno", ha avisado.

Según ha censurado, la patronal vasca "quiere llegar a estadios previos a la legislación laboral" y pretende que ya no sean los convenios los que establezcan salarios o jornada, sino que lo haga el empresario con justificaciones "arbitrarias" como "la adhesión del trabajador a la empresa" o con la hoja de resultados, que "se defrauda sistemáticamente".

Etxaide ha lamentado que en el ámbito vasco exista una mesa en la que plantear "semejantes recesiones, con sindicatos que están dispuestos a negociar cuando saben que no tienen capacidad de condicionar la propuesta y no están democráticamente legitimados" al representar una minoría sindical en Euskadi y "con un gobierno que se limita a poner la alfombra roja a la patronal más reaccionaria que hemos tenido nunca. Esto es un escándalo", ha concluido.

Según ha indicado, su sindicato ya pidió en su día que no se constituyese la mesa de diálogo social "con una patronal" que pidió que "se ilegalizara a la mayoría sindical vasca" que conforman ELA y LAB, tal y como queda confirmado, según ha dicho, en documentos de la patronal española CEOE. Etxaide ha explicado que ELA analizará en los centros de trabajo la propuesta de Confebask y tratará de impulsar iniciativas que "cierren la puerta" a su desarrollo.