Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Guardans centraliza en Madrid la gestión de sus hoteles

El hotelero traslada las sociedades del Grand Hotel Central de Barcelona y lo atribuye a razones "únicamente empresariales"

El Grand Hotel Central Barcelona
El Grand Hotel Central Barcelona.

El empresario Pau Guardans concentrará en Madrid la explotación del negocio de la cadena Único Hotels después de haber trasladado a esa ciudad el domicilio social de las dos sociedades de Barcelona con las que gestionaba el Grand Hotel Central de la capital catalana, un establecimiento de cinco estrellas ubicado en la antigua Casa Cambó. Guardans explicó que la decisión obedece a una estrategia “únicamente empresarial” que se adoptó porque la mayoría de la actividad de la cadena está ya en Madrid y la desmarcó del proceso independentista catalán.

Guardans, nieto del histórico político catalanista Francesc Cambó, acaba de trasladar a Madrid las sociedades VL 30 Barcelona SL y Único Barcelona SL, que tenían su sede social en la plaza de Urquinaona de la capital catalana, según el Registro Mercantil. Desde este mes, ambas sociedades tienen su domicilio fiscal en el número 67 de la calle de Claudio Coello de Madrid, donde está ubicado el Hotel Único. El hotel barcelonés, de cinco estrellas, facturó 8,6 millones de euros en 2013, el último año cuyas cuentas están disponibles en el registro.

Guardans explicó ayer que concentrará el negocio en Madrid porque la mayoría de la actividad ya está allí y enmarcó el traslado de esas sociedades dentro de una estrategia “empresarial” y de “consolidación fiscal” en la capital. El empresario compró en 2011 el inmueble, ubicado en el número 30 de la Via Laietana de Barcelona, al resto de la familia Cambó por más de 20 millones de euros.

El edificio fue proyectado por Adolf Florensa en 1926 para Cambó y en 2006 se convirtió en hotel de lujo con el propósito de captar, sobre todo, turismo cultural. El establecimiento, de ocho plantas y una superficie de 8.200 metros cuadrados, dispone de 147 habitaciones. A pesar de que el Grand Hotel Central fue el primero de la colección Unico Hotels, el empresario ha abierto dos hoteles boutique de cinco estrellas en Madrid, uno en el barrio de Salamanca y otro en la Gran Vía.

En las últimas semanas, varias empresas han trasladado la sede social de sus empresas a Madrid. Entre otros, han seguido ese camino Derby Hotels, Suez o Vall Companys. A pesar de que ninguna de esas compañías quiso atribuir su marcha al proceso soberanista, el Círculo de Economía sí emitió una nota señalando que la declaración independentista “desde el primer minuto” ha renido consecuencias negativas sobre la llegada de nuevas inversiones y la localización de sedes empresariales en Cataluña.

Precisamente, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró ayer que el traslado del domicilio social de Derby Hotels Collection —propiedad del presidente de los hoteleros barceloneses, Jordi Clos— de Barcelona a Madrid es “fruto de la inestabilidad política que se vive en Cataluña”, en lugar de los motivos fiscales que alegó la propia compañía catalana. Tras el acto de clausura del IV Congreso Internacional del Tursimo Asiático celebrado estos días en Barcelona, Soria explicó que “cuando el gobierno catalán y su presidente en funciones apuestan por la incertidumbre, hay consecuencias” en el sector industrial y turístico, entre otros. El ministro también apuntó que “genera dudas” en el sector empresarial que la gobernabilidad de la Generalitat de Cataluña “esté en manos de una de las fuerzas políticas más radicales de toda Europa”, en alusión a la CUP.