Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos Ondas de largas trayectorias

Los galardones reconocen las carreras de los periodistas Ana Blanco, Javier del Pino y Carlos Alsina y del artista Raphael

Rafael, en su discurso tras recoger el premio.

La innovación y el talento en el sector audiovisual fueron el hilo conductor de los Premios Ondas de este año, en su 62ª edición, entregados ayer en Barcelona en una gala en la que también tuvieron un papel destacado las trayectorias profesionales de largo recorrido. El valor de la veteranía que representan algunos de los galardonados como la presentadora de informativos de TVE Ana Blanco, el programa A vivir que son dos días de la Cadena Ser, el cantante Raphael o el periodista de Onda Cero Carlos Alsina. “Este premio me hace una ilusión especial porque me recuerda dónde empezó todo esto, cuando me metí en la Cadena Ser en Bilbao y en Los 40 Principales. Me parece imposible que haya pasado tanto tiempo porque tengo grabado mi primer telediario”, resaltó Blanco en su discurso tras recoger la estatuilla del caballo alado, símbolo de los Ondas. En su caso, es el que le reconoce como mejor presentadora tras 25 años poniendo cara y voz al telediario de la televisión pública española: “Pero que quede claro que en televisión uno solo no hace nada”.

Raphael: “Espero que no sea el último”

Solo un premiado de los premios Onda tuvo el honor de ser llevado en coche hasta casi la puerta del Palauet Albéniz. Raphael, vestido de riguroso negro y bufanda blanca, bajó del Mercedes y se dedicó a dejarse querer por las cámaras. “A estas alturas de mi vida se agradece un premio como estos”, asegura el cantante, con 56 años de carrera encima. “Y espero que no sea el último”, añadía. ¿Qué más puede hacer un hombre que lo ha hecho prácticamente todo? Raphael no duda en responder: “todo pero mucho mejor. Mi gran noche está por venir”.

Por ese mismo motivo, Javier del Pino, director de A vivir que son dos días, Ondas al mejor programa de radio, subió al escenario acompañado de todo su equipo. Pepa Bueno y Jaime Cantizano, presentadores de la gala, resaltaron que el programa es un clásico del fin de semana y, a la vez, un referente de innovación de la mano de Del Pino, un conductor “con voz de chamán”. Al recoger el premio, el director quiso quedar en un segundo plano y prefirió que hablaran el integrante de más edad —“el que hace periodismo de bolígrafo y libreta”, le presentó— y el más joven, “el del periodismo de 180 euros a la semana con un futuro muy complicado”. En el programa hay tres normas, desvelaron: “La música en inglés, no hablar de fútbol y abordar la política, mejor, sin políticos”.

Unos Ondas que reconocieron el buen humor del trabajo de José Mota, uno de los cómicos más innovadores en su género, tanto como constructor de personajes como imitador. “Mi primera experiencia en el humor viene de cuando era pequeño. Un día en clase la profesora me preguntó: ‘¿Para qué sirven los huesos?’, y yo respondí: ‘Para el cocido”, relató Mota, provocando las carcajadas del público.

Ni la política ni los recientes atentados terroristas se colaron en la gala de los Ondas, donde el público tenía ganas de pasar un buen rato y celebraban las entradas de David Broncano y Raúl Pérez, encargados de poner la nota de humor a la noche, como cuando le recriminaron a la periodista de TVE haberse cortado el flequillo. Pero el "momentazo" de la gala lo protagonizó el cantante Raphael que con los ojos brillantes cantó Gracias a la vida acompañado de un guitarra. El público, puesto en pie, le dedicó la ovación más larga y calurosa de la noche.

Javier del Pino: “En la radio se puede innovar”

Con más de 25 años de profesión, director del programa A vivir que son dos días, ha recibido el Ondas al mejor programa de radio. El jurado valoró la innovación radiofónica del espacio, un programa que renueva el punto de vista de la narrativa radiofónica, con el humor y la música como un contenido integrado. El periodista agradeció el galardón: “de alguna manera reconoce que en la radio se puede hacer cualquier cosa y que la innovación es un valor en alza”.

El presentador de Cuatro, Iker Jiménez, en cambio, quiso quitar hierro a los contenidos que transmite: “Miedo no da mi programa, miedo da lo que cuentan en los informativos”, alegó. “La tele cuando funciona es cuando es de verdad. Quiero dedicar el Ondas a una maestra de cuatro años, que es mi hija. La mente mágica del niño nos conecta con el misterio que todos somos”, concluyó. Hubo un momento de emoción y fue de la mano de Javier Ruiz, presentador de Las mañanas de Cuatro, que quiso dedicar la estatuilla a Concha García Campoy, fallecida hace dos años. “Para nosotros esto no es un trabajo, es una vida”, resumió Ruiz. El escenario estaba decorado con luces de color azul cuyas formas recordaban edificios emblemáticos de Barcelona, como la torre Agbar o la Sagrada Família.

La distinción a la veteranía en estos Ondas ha atravesado el Atlántico al reconocer al periodista mexicano Jorge Ramos —que no estuvo presente en los actos— con el Ondas internacional a la trayectoria periodística. Ramos, considerado como uno de los informadores latinos más influyentes en Estados Unidos, hace poco se enfrentó verbalmente a Donald Trump, candidato republicano a las presidenciales de Estados Unidos. Y también constituye un premio al trabajo continuado y constante que personifica el cantante Raphael, que se ha llevado su segundo Ondas, éste por su trayectoria en la música en sus 55 años de carrera, con más de 60 álbumes e innumerables conciertos.

La 62ª edición de los Ondas ha tenido, además, un rostro predominantemente masculino. De hecho, Blanco, el elenco de actrices de la serie Vis a vis (Antena 3), galardonado como mejor intérprete de ficción femenino en televisión, y la cantante de fados Mariza, mención especial del jurado, fueron prácticamente los únicos rostros femeninos en la foto de familia que se hicieron por la mañana todos los galardonados con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los directivos de PRISA (editora de EL PAÍS) en las escalinatas en la tradicional recepción del Ayuntamiento en el Palacete Albéniz.

Al sol de una mañana fría y con Barcelona de decorado al fondo, algunos de los galardonados agradecían e interpretaban, cada uno a su manera, haber ganado un Ondas. Para Manel Fuentes, presentador del programa Tu cara me suena, premio al mejor programa de entretenimiento de Televisión, el galardón es extensible a todos los que hacen posible el programa: “desde todo el equipo a los propios concursantes”. Fuentes —que llegó a la recepción todavía maquillado porque estaba en plena grabación del próximo programa— se mostró muy satisfecho de la marcha de la nueva temporada: “quiero agradecer al público y a los participantes la buena salud de la audiencia”.

Un público, sea en televisión, radio o música, que da sentido a todos y cada uno de los premios Ondas que ya caminan hacia su 63ª edición desde la media noche de ayer.

Javier Olivares ('El Ministerio del Tiempo'): “Una serie diferente en televisión es posible”

Flanqueado y autorretratándose con los intérpretes Nacho Fresneda —Alonso de Entrerríos en la serie y componente de la patrulla como soldado de los Tercios de Flandes del siglo XVI— y Aura Garrido —que da vida en la ficción a Amelia Folch, una mujer muy avanzada de finales del siglo XIX—, Javier Olivares, creador junto a su hermano Pablo, fallecido hace un año, de El Ministerio del Tiempo, Ondas a la mejor serie española, dice que el galardón demuestra que se puede hacer televisión de una forma distinta. “Es muy importante haber captado la atención de un sector joven que no suele ser consumidor de televisión”. La serie, que da saltos en el tiempo para evitar cambios en la historia, tiene público de todos los segmentos de edad, “pero el hecho de que la juventud le haga caso nos hace especial ilusión”, añadía un sonriente Fresneda, muy alejado del personaje serio y guerrero que encarna.

Para Olivares, con la serie se ha demostrado que hay otras formas de consumir televisión “que se deben tener muy en cuenta al hablar de las audiencias, el esquema clásico ya no funciona. La FOX, por ejemplo, va a empezar a dar los datos de audiencia unos días después de la emisión porque saben que hay otro público que llega a ellas por Internet”. La nueva temporada de El Ministerio del Tiempo —que se emitirá a principios de 2016— seguirá combinando historia, aventuras, acción y humor: “nuestras señas de identidad”, resume Olivares.

Najwa Nimri ('Vis a vis'): “Es un grupo brillante”

Las chicas de Vis a vis (Antena 3) cambiaron ayer el mono carcelario de la serie por el vestido largo. Para ellas, premiadas con el Ondas a la mejor interpretación de ficción femenina de televisión, el jurado ha reconocido la labor de todo un grupo “brillante y sorprendente”. “El trabajo del director de casting es magistral, aquí no han buscado caras sino que ha pesado lo interpretativo. La relación que hemos creado entre todas hace que vayamos más rápido, más violento”, explicaba Najwa Nimri, Zulema en la serie y que prometía “más dolor y más acción” en la próxima temporada, prevista para 2016.

Carlos Alsina: “Es un premio a la coherencia”

Ondas al mejor presentador de radio, el periodista Carlos Alsina (Onda Cero)encaja bien que la primera pregunta que se le haga sea “¿Y la europea?”, con la que él dejó descolocado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando le entrevistó en La brújula, el programa que le ha valido el galardón y que lleva 10 años en antena. “Tiene gracia que después de más de 2.400 programas salte a la fama por una única pregunta”, ironizaba. Alsina considera que el Ondas reconoce “la coherencia en 10 años de emisión, porque es muy difícil mantener algo en antena tanto tiempo, gobierne quien gobierne”.<NO1>Y lo tiene especialmente en cuenta por ser una rara avis "porque la estabilidad es algo raro en este oficio".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información