Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo reaviva su enfrentamiento con Blanco por el siniestro del Alvia

El presidente gallego reprocha al exministro socialista su gestión de la línea donde ocurrió el accidente y le pide que no use políticamente una tragedia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado que las instituciones comunitarias sean más sensibles y receptivas a investigar el accidente de tren de Santiago que algunos políticos españoles, como han criticado víctimas del siniestro en referencia a PP y PSOE. Además, preguntado por la insinuación lanzada por el exministro socialista de Fomento José Blanco sobre responsabilidades técnicas en el accidente durante el mandato de la popular Ana Pastor, Feijóo ha pedido que no se use la tragedia con fines políticos. Al tiempo, destacó que Blanco admitiese ignorar los sistemas de seguridad con que contaba la línea cuando la inauguró.

El pasado martes varios representantes de la plataforma de víctimas del accidente, que el 24 de julio de 2013 dejó 80 muertos y 144 heridos, se desplazaron a Bruselas, donde fueron recibidos por altos cargos de la Comisión Europea. Los responsables comunitarios se comprometieron a estudiar las carencias de seguridad de la línea de alta velocidad Ourense-Santiago en la que ocurrió el siniestro. Las víctimas se consideraron mejor tratadas en Bruselas que por la justicia y los políticos españoles, después de que el juez instructor del caso haya considerado único responsable penal al maquinista del tren por despistarse y no frenar a tiempo y de que nadie asumiese ninguna responsabilidad política tras el accidente.

En Bruselas los afectados también fueron recibidos por el ahora eurodiputado Blanco, quien inauguó la línea ferroviaria en diciembre de 2011 y quien les aseguró que no supo hasta tres días después del siniestro que carecía del sistema de control constante de la velocidad ERTMS. “Lo sabría el director de seguridad de Adif”, dijo, en referencia, sin mencionarlo, a Andrés Cortabitarte, en el cargo tanto con el PSOE como con el PP, cuando se recortó la instalación del sistema sobre las vías en 2010 y cuando en 2012 autorizó que se desconectase también a bordo de los Alvia. Blanco también puso en duda la homologación del propio tren, realizada ya con la popular Ana Pastor al frente de Fomento.

Preguntado por las dudas que el exministro arrojó sobre la gestión durante el mandato de su sucesora, Feijóo dijo no conocer esas declaraciones, pero sí otras, que realizó en el mismo momento, en las que, según el presidente gallego, el ministro confesó “que ignoraba con qué sistemas de seguridad puso ese tren a funcionar”. Tras destacar ese desconocimiento de Blanco, Feijóo añadió que él nunca utilizaría “una tragedia para buscar rentabilidad política” y que “hay otros que fueron responsables del ministerio, allá ellos en su decisión y su forma de entender una tragedia”. En cuanto a la sensibilidad mostrada hacia las víctimas por los responsables comunitarios, Feijóo considera que “es una cuestión opinable”. “No creo yo que los políticos gallegos seamos menos sensibles que otros políticos que desconocen la tragedia, su impacto, en detalle, como conocemos en Galicia”, sentenció.

También hoy la ministra Pastor ha sido preguntada por las palabras de Blanco y por la crítica que le formulan las víctimas a su insistencia en responder a cualquier cuestión sobre el accidente con una misma fórmula en la que se limita a mostrar su respeto y colaboración con las víctimas y con la justicia. Según las víctimas, “si [Pastor] hubiera colaborado no se hubiese cerrado la instrucción”. Nada dijo la ministra de las sospechas lanzadas por Blanco mientras que a las críticas de las víctimas respondió como siempre: “Decirle que, como desde el primer día, estamos para apoyar a las víctimas, a sus familias y colaborar con la justicia; y eso es lo que hemos hecho y eso es lo que vamos a seguir haciendo durante siempre”, se ha limitado a decir, antes de resolver el asunto con un “muchas gracias”, informa Europa Press.

Más información