Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El denunciante de Gürtel afirma que Correa sabía que le adjudicarían Fitur

Una testigo mantiene que El Bigotes le regaló el reloj a la exconsejera Milagrosa Martínez

José Luis Peñas, denunciante del 'caso Gürtel' Ampliar foto
José Luis Peñas, denunciante del 'caso Gürtel', en el tribunal.

José Luis Peñas, el exconcejal de Majadahonda (Madrid) que denunció la existencia de la trama Gürtel en el año 2007 dando inicio a la investigación del caso, ha declarado este martes en el primer juicio a la red que el presunto líder de la misma, Francisco Correa, sabía que la Generalitat valenciana iba a adjudicarle el concurso público de Fitur antes de que se hubiera celebrado la mesa de contratación. Las palabras de Peñas se han visto respaldadas por el contenido de una grabación.

Una testigo, extrabajadora de Orange Market, declaró por su parte ante el mismo Tribunal Superior de Justicia que Álvaro Pérez, El Bigotes, regaló a la exconsejera de Turismo y acusada Milagrosa Martínez un reloj, tal y como mantiene la Fiscalía Anticorrupción.

El juicio está centrado en el presunto amaño de los contratos para el diseño, montaje y desmontaje del pabellón de la Generalitat valenciana en Fitur por importe de cinco millones de euros. Además de Martínez se sienta en el banquillo otra exconsejera de Turismo, Angélica Such, los presuntos cabecillas de Gürtel y varios cargos intermedios de la Generalitat. Todos ellos han negado los cargos que se les imputan, que incluyen prevaricación, malversación, falsedad documental, tráfico de influencias y cohecho.

Peñas grabó en secreto durante dos años, de diciembre de 2005 al mismo mes de 2007, numerosas horas de conversación con Correa, su presunto lugarteniente Pablo Crespo y otros miembros de Gürtel. Lo hizo, según ha afirmado ante el tribunal, al observar comportamientos presuntamente ilegales. En una de esas grabaciones reproducidas hoy por la fiscalía se escucha a Correa afirmar que el contrato de Fitur "se lo van a adjudicar obviamente a Álvaro", en referencia a El Bigotes. La charla entre el cabecilla de Gürtel y el exconcejal tuvo lugar en noviembre de 2006, antes de que la Agencia Valenciana de Turismo valorase las ofertas presentadas.

El testigo, que se encuentra imputado en la rama central del caso Gürtel que se investiga en la Audiencia Nacional pero que ha colaborado con la justicia desde antes de que se hiciera público el caso, ha insistido en que tanto Orange Market como el resto de empresas de la red eran de Correa. Pero que este evitaba "aparecer" como propietario para no levantar sospechas y para eludir el pago de impuestos. También ha mantenido que Crespo se encargaba de llevar "el día a día" de las empresas. En ambos casos se trata de la tesis que sostiene la fiscalía y rechazan las defensas de los acusados.

Peñas ha afirmado que Correa, al que conoció en 2002, llegó a tener mucho poder en el Partido Popular gracias a la supuesta "relación muy íntima" que tenía con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, y "con su yerno", Alejandro Agag. Correa era el encargado de hacer "todos los actos" del partido, pero a partir de 2004, al tener "problemas" en Madrid decidió "expandirse" a Valencia, para lo que según Peñas creó Orange Market.

También ha respaldado la tesis de la fiscal otra de las grabaciones aportadas por el testigo. En ella se oye a Isabel Jordán, exempleada de Gürtel y también acusada en el juicio, quejarse de que aunque la Generalitat adjudicaba los contratos a Orange Market era la empresa que ella dirigía, Easy Concept, la que realizaba el trabajo. Algo, admite en la cinta Jordán, prohibido por la legislación de contratos públicos y que apoya la idea de que existía un grupo empresarial.

El reloj

La extrabajadora de Orange Market Laura Gil declaró hace unos días ante el mismo tribunal que El Bigotes regaló un reloj a la exconsejera Martínez. El testimonio de Gil constituye una de las principales pruebas del delito de cohecho que el ministerio público atribuye a la exconsejera, nombrada más tarde presidenta de las Cortes Valencianas.

Daniel de Pascual, el director de la joyería Suárez de Madrid, donde según la fiscalía la trama compró por 2.400 euros el reloj Hublot regalado a Martínez, ha declarado este martes en el juicio. El testigo ha afirmado que el "99%" de los relojes de esa marca suiza de lujo tienen la esfera negra. En las fotos exhibidas por la fiscal se ve a la exconsejera con un reloj Hublot con la esfera de color oscura. Según el ministerio público, se trata del soborno entregado por la trama. Según la defensa de Martínez, el reloj con el que aparece retratada tiene en realidad el fondo de color azul y es una imitación comprada en China.

El joyero, que ha afirmado que Correa era uno de sus clientes habituales y que compraba sobre todo relojes para regalarlos, ha afirmado que viendo la fotografía de Martínez era imposible decir si el reloj que llevaba era "auténtico o de imitación". "Los chinos", ha añadido, "hacen imitaciones que hasta a un experto le resulta complicado distinguir".

Más información