Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sareb afirma que negocia con Colau la cesión de pisos

La alcaldesa lanzó un ultimátum a la sociedad y le exigió que le preste las 562 viviendas vacías que tiene en Barcelona

Sigue el pulso entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Sareb. La sociedad que gestiona los activos tóxicos de los bancos afirma que no es cierto que no esté negociando con el Ayuntamiento la cesión de viviendas vacías para destinarlas a alquiler social. La sociedad asegura que mantiene conversaciones con el consistorio, con quien incluso, afirma, ha intercambiado borradores de textos de convenios de cesión.

La alcaldesa Ada Colau lanzó el lunes pasado un ultimátum y advirtió de que o la sociedad le cede pisos vacíos de los que tiene en la ciudad (un total de 562), o el Ayuntamiento recurrirá a los tribunales amparándose en la ILP impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca que prevé que los grandes propietarios cedan viviendas a los ayuntamientos si llevan más de dos años vacías.

Colau aseguró que las conversaciones con la Sareb no están dando los frutos esperados e incluso subrayó que la sociedad es quien peor ha respondido a las sucesivas ofertas de convenios realizadas. La alcaldesa detalló las condiciones que la sociedad impone al Ayuntamiento para cederle estos pisos, como que además de pagar un alquiler pague la rehabilitación. Condiciones que tachó de “inaceptables” y “una estafa”.

Plazo de cesión

Según fuentes de la Sareb, algunas de las condiciones que el Ayuntamiento pone son “duros obstáculos”. Entre las condiciones que la sociedad rechaza figura un plazo de cesión de 10 años, cuando la Sareb está firmando convenios —con la Generalitat, por ejemplo, 900 pisos en dos paquetes— por seis, recuerda; o que la sociedad se encargue de la rehabilitación de los pisos, cuando solo estaría dispuesta a costear el 50% de las reparaciones, a medias con el Ayuntamiento.

Otro punto de desacuerdo, según las mismas fuentes, es la cantidad mensual que el Ayuntamiento pide por gestionar los aspectos sociales de las familias que ocupan ilegalmente pisos de la Sareb. “Exigen 200 euros cuando en otros convenios la cantidad fijada es de 125”, indican.