Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig destina 26 millones a cerrar la vieja RTVV y 29 a crear una nueva

Los presupuestos de la Comunidad Valenciana para 2016 prevén un déficit del 1,6% si el Estado no compensa la infrafinanciación con 1.300 millones adicionales

El consejero de Hacienda, Vicent Soler, entrega el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat 2016 al presidente de las Cortes.
El consejero de Hacienda, Vicent Soler, entrega el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat 2016 al presidente de las Cortes.

El Gobierno valenciano destinará el año que viene un total de 26 millones de euros para continuar con el proceso de liquidación de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) iniciado en 2013 y otros 29 a poner en marcha la nueva corporación pública que recuperará la señal de Canal 9.

Así figura en el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2016 que hoy ha presentado en el Parlamento el Ejecutivo que preside el socialista Ximo Puig. La partida de 29 millones refleja la voluntad del Gobierno valenciano de coalición de recuperar Canal 9 en el próximo curso político.

El consejero de Hacienda, Vicent Soler, ha depositado en las Cortes unas cuentas que prácticamente congelan el gasto respecto al último presupuesto elaborado por el PP (2015) y que no alcanzan los 17.200 millones de euros, sin contar con el sector público de la Generalitat.

En estas cuentas, el Gobierno de coalición redistribuye las prioridades para destinar más dinero a la Consejería de Presidencia (18,7%), que aumenta los recursos de la Agència Valenciana de Turisme, prevé la creación de la nueva RTVV y pone en marcha del Fondo Municipal de Cooperación; a la vicepresidencia y Consejería de Igualdad y Políticas Inclusivas (17,3%), que aumenta las partidas destinadas a colectivos de dependientes y en situación de riesgo de exclusión; y la Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio (11,6%).

El mayor presupuesto con el que contarán en 2016 la mayor parte de los distintos departamentos de la Generalitat procede del ahorro obtenido con el pago de los intereses, asumido en su mayor parte por el Gobierno central, que es el titular de más de dos tercios de la deuda de la Comunidad Valenciana.

Las cuentas presentadas por Soler sufren, sin embargo, un cambio conceptual de calado. La Consejería de Hacienda ha decidido suprimir los ingresos ficticios que utilizaba la Administración del PP para cuadrar las cuentas de la Generalitat (venta de inmuebles, previsiones optimistas de recaudación, etc.) y los ha reconvertido en una partida (también ficticia) de 1.300 millones de euros para cuadrar las cuentas. "Queremos que se sepa a todos los niveles. No ocultamos que no tenemos esos ingresos", ha dicho el consejero de Hacienda, que ha explicado que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) vuelve a reconocer en su último informe la situación de infrafinanciación de la Comunidad Valenciana.

"No queremos que ese dinero llegue por la vía del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), sino por vía de devengo", ha continuado Soler, "Esos 1.300 millones son los que nos situarían en la media de las autonomías de régimen común". La partida, que no está prevista por el Ministerio de Hacienda en los presupuestos del Estado para 2016, se ha consignado como "nuevos ingresos por modelos de financiación" en las cuentas de la Generalitat, según ha indicado el consejero valenciano.

Soler ha explicado que, con la citada partida, el objetivo de déficit se situará en el 0,3% del PIB, tal y como fijó el Ministerio de Hacienda, pero que si no llega esa transferencia el déficit se situará en 2016 en el 1,6% del PIB. La Comunidad Valenciana ha incumplido, sistemáticamente, todos los objetivos de déficit, año tras año, impuestos por el Ministerio de Hacienda.