El Consell necesita 1.300 millones extra para cuadrar las cuentas de 2016

Los presupuestos de la Generalitat se congelan el año que viene pero aumentan partidas sociales como las becas de comedor o la subvención de medicamentos

La vicepresidenta Mònica Oltra y el consejero de Hacienda, Vicent Soler, tras el pleno del Consell que ha aprobado las cuentas de 2016.
La vicepresidenta Mònica Oltra y el consejero de Hacienda, Vicent Soler, tras el pleno del Consell que ha aprobado las cuentas de 2016.KAI FÖRSTERLING (EFE)

El Gobierno valenciano ha reconocido hoy que necesitará una aportación extra del Estado superior a los 1.300 millones de euros para cuadrar los presupuestos de la Generalitat de 2016. La partida se consigna como ingresos imputables al nuevo sistema de financiación autonómica del que todavía no se ha empezado a hablar.

El consejero de Hacienda, Vicent Soler, y la vicepresidenta Mònica Oltra, han presentado hoy tras la reunión semanal del Consell las líneas generales de unas cuentas que se congelan respecto a las de 2015, ya que el presupuesto de la Administración valenciana disminuye un 0,2% respecto a este año, mientras que el presupuesto consolidado, que incluye el sector público de la Generalitat, solo crecerá el 0,9%. En total, el año que viene, el Ejecutivo de Ximo Puig prevé gastar 18.370 millones, 160 más que lo que consignó el PP para 2015.

La vicepresidenta ha argumentado que frente al "filibusterismo" del PP, que previó ingresos por venta de patrimonio que sabía que no se iban a obtener para cuadrar sus cuentas, el Gobierno actual reconoce que le faltan 1.300 millones para cubrir servicios esenciales que deberían ser aportados a través de un sistema autonómico de financiación justo.

En este sentido, Oltra ha explicado que cuando denunciaron el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat de 2015 por incluir ingresos sin cobertura legal lo hicieron de forma previsora. Entonces el TSJ archivó la denuncia, lo que, a su entender, legitima ahora al nuevo Gobierno valenciano para utilizar el mismo recurso.

"Son ingresos que no tienen una cobertura procedente de una decisión del Gobierno de España", ha explicado Oltra, "pero sí tienen la cobertura legal de la Constitución y de la Ley orgánica de financiación de las comunidades autónomas" que dicen que las comunidades tienen derecho a un reparto equitativo de los recursos y a una financiación suficiente de sus necesidades.

El consejero de Hacienda ha asegurado que el Gobierno es conocedor de la inclusión de esos 1.300 millones en el presupuesto de la Generalitat de 2016, pues la cantidad estaba contemplada en el Plan de Estabilidad Financiera presentado recientemente.

Soler ha explicado que las cuentas prevén el objetivo de déficit del 0,3% fijado por el Ministerio de Hacienda y que en el capítulo de ingresos de las cuentas de 2016 desaparecen partidas que se arrastran de ejercicio en ejercicio y no se materializan, como la venta de bienes inmuebles. También se ajustan "previsiones poco realistas de algunos tributos", ha continuado el consejero, que sirven para dar una imagen real de los gastos de la Generalitat y los ingresos con los que se cubren.

Por su parte, Oltra ha destacado que estos son los primeros presupuestos del nuevo Gobierno de coalición en los que se refleja el espíritu del Acord del Botànic firmado por el PSPV, Compromís y Podemos. La vicepresidenta ha destacado que el incremento de partidas en políticas sociales se dejará notar en un aumento del 23% en las ayudas a becas de comedor, la consignación de 35 millones para financiar recetas médicas a personas con rentas inferiores a los 9.500 euros anuales o el incremento del 18% en las políticas de calidad ambiental y prevención del cambio climático.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50