Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE se autoexculpan de no frenar los cobros de la cúpula de NCG

Feijóo acusa al supervisor bancario de "haber mirado a otro lado" y los socialistas dicen que no hay responsabilidad política

PP y PSOE intentan evitar que la condena a los máximos dirigentes de la extinta Novacaixagalicia (NCG) por las indemnizaciones millonarias salpique a sus respectivas organizaciones. Tanto el PP como el PSOE tenían representantes en los órganos de administración de la entidad que habrían podido revocar o denunciar el cobro indebido de las prejubilaciones. Ambas organizaciones piden ahora que se mire hacia otro lado.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado este jueves la sentencia que condena a la cúpula de NCG, la entidad que nació bajo la tutela de su gobierno tras la fusión de las antiguas cajas gallegas, para cargar contra la gestión del Banco de España en los mandatos del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Tras la reunión semanal de su ejecutivo y sin haber leído el contenido del fallo, Feijóo acusó al supervisor bancario de “haber mirado para otro lado” en octubre de 2011 cuando, según relató el dirigente del PP, él le envió a la entidad una carta pidiéndole al entonces gobernador, Miguel Ángel Ordóñez, que “dejase sin efecto” las indemnizaciones millonarias que habían cobrado José Luis Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán.

La CIG responsabiliza a los dos partidos

C. H.

El sindicato nacionalista CIG, que presentó denuncia ante la Fiscalía en octubre de 2011, cuando se hizo público el cobro de las multimillonarias indemnizaciones, considera, aunque positiva, "simbólica" la condena. Los representantes de la CIG destacan la pasividad de la Xunta y el pacto entre PP y PSOE "que permitió que esos directivos se mantuvieran en sus cargos tras la fusión" lo que, señalan, "les permitió consumar los hechos ahora condenados". El sindicato recuerda que la continuidad de la cúpula de NCG ahora condenada fue "la condición para que ambos partidos aceptasen la fusión que nosotros rechazamos".
Los representantes sindicales sostienen que cuando el alcalde de Vigo, Abel Caballero, proclamó tras la fusión "ha ganado Vigo", toda Galicia "empezaba a perder en una operación en la que se dilapidaron 10.000 millones de euros públicos".
La CIG entiende que la sentencia evidencia que existen "claras responsabilidades políticas" y destaca que la Audiencia Nacional ha sido más ágil que la comisión de investigación creada por el parlamento gallego "ahora bloqueada por la mayoría del PP".

La Audiencia Nacional condena ahora a estos tres exdirectivos de la desaparecida Novacaixagalicia a penas de dos años de cárcel por administración desleal y apropiación indebida y a Julio Fernández Gayoso y Ricardo Pradas como cooperadores necesarios. El fallo “acredita que el Banco de España debería haber hecho caso a la Xunta ”, ha afirmado este jueves Feijóo, cuyo gobierno contaba con un representante en la comisión de control, el órgano que, con capacidad incluso de revocación, supervisaba los acuerdos del Consejo de Administración de NCG donde se aprobaron las indemnizaciones de 18,9 millones de euros. “La tutela de las cajas está en las comunidades autónomas”, respondió a Feijóo en octubre de 2011 el Banco de España.

El PSOE gallego, con representación también en el consejo de administración de NCG que no se opuso a las millonarias prejubilaciones de los directivos, reclama que no se ponga en el punto de mira a los políticos. La secretaria de Organización de los socialistas gallegos, Pilar Cancela, ha insistido este jueves que sus representantes en el Consejo de Administración de la entidad -Salvador Fernández Moreda, Mar Barcón y Ángeles Marra- “desconocían las irregularidades” que se estaban produciendo.

También las desconocían, señaló contestando a preguntas de los periodistas, cuando el PSdeG propuso a Julio Fernández Gayoso para la presidencia de la entidad resultante de la fusión de las antiguas cajas gallegas. Candela equipara ese apoyo de los socialistas a Gayoso a la promoción por el PP del exiministro Rodrigo Rato a la presidencia del Fondo Monetario Internacional y a la de Bankia. “Supongo que no se hizo a sabiendas de que estaba cometiendo irregularidades”, precisó la socialista haciendo tabla rasa con los populares.

Frente a la posición de PP y PSOE la coordinadora nacional de Esquerda Unida y diputada de AGE, Yolanda Díaz, ha reclamado que se depuren responsabilidades “tanto políticas como judiciales” y no solo por las indemnizaciones millonarias, sino por el agujero de más de 10.000 millones de euros de la entidad. Díaz ha criticado la condena a 24 meses a los cuatro directivos que en principio no obliga a la entrada en prisión y ha instado al presidente de la Xunta a que culmine la comisión de investigación sobre las cajas gallegas que permita aclarar si existieron responsabilidades políticas. "¿Qué teme si no el señor Feijóo?", se pregunta la parlamentaria.

Más información