Un ‘Va pensiero’ reivindicativo enmudece La Rambla

Los trabajadores del Liceo convocan huelga en noviembre

Los miembros del coro del Liceo cantan el 'Va pensiero' del Nabucco en las Ramblas, como protesta.
Los miembros del coro del Liceo cantan el 'Va pensiero' del Nabucco en las Ramblas, como protesta.albert garcia

Algunos vestidos ya para la función, otros, a medio maquillar. Cantantes del coro, músicos y trabajadores del cuerpo técnico del Liceo llevaron sus reivindicaciones laborales a La Rambla de una forma singular, entonando Va pensiero, el coro más famosa de la ópera Nabucco, de Verdi, poco antes de que empezara la función en el teatro barcelonés. Fue un Va Pensiero emocionante, entonado en la calle por un centenar largo de trabajadores que repartieron la partitura a quien quisiera cantar y folletos con el motivo de su protesta — la empresa les adeuda tres pagas— que consiguió algo insólito: enmudecer La Rambla.

El Liceo adeuda las pagas de verano de los años 2013, 2014 y 2015 a los algo más de 300 trabajadores que, si no llegan a un acuerdo con la empresa antes, harán dos horas de paro en todas las representaciones del segundo título de esta temporada, Benvenutto Cellini, que se estrena el próximo 8 de noviembre.

Un problema laboral que se arrastra desde hace tiempo. De hecho, hubo una convocatoria de huelga al final de la temporada pasada, en junio, de la que desistieron con el compromiso de que ambas partes negociarían la devolución de las pagas de verano que no han sido liquidadas. Esa negociación es la que no está funcionando. El origen del problema tiene que ver con la precaria situación financiera del teatro que abocó al equipo gestor que dirige Roger Guasch desde hace dos años a hacer un plan de viabilidad para reducir una deuda acumulada de 16 millones de euros. Un plan de viabilidad que pasaba, también, por la reducción de costes laborales que se realizaron en forma de despidos —alrededor de treinta trabajadores— y de ajustes para conseguir rebajar la masa salarial en 4 millones de euros.

Los paros coinciden

Para evitar la huelga que convocaron en junio pasado, la empresa adelantó media paga extraordinaria de Navidad, algo que los trabajadores califican de anómalo ya que lo lógico es no adelantar sino liquidar las retrasadas. “La empresa habla de adelantos y de liquidar los retrasos en cómodos plazos, a partir del 2018 hasta el 2024. No nos parece de recibo porque la situación actual del Liceo ya no es tan mala y la prueba es que hay dinero para adelantar pagas”, explica un miembro del comité de empresa del Liceo.

“Una huelga en estos momentos perjudicaría mucho al Liceo precisamente por el esfuerzo que hemos hecho todos los dos últimos años para salir de la situación de emergencia”, sostiene un responsable del teatro barcelonés. Para la empresa, liquidar antes las pagas retrasadas es imposible: “a no ser que las administraciones incrementen las subvenciones en 4 millones de euros a partir de 2016”. Insisten en que no pueden liquidar dos millones y medio —cálculo que hacen de los salarios adeudados— de la forma que exigen los trabajadores porque la situación financiera es mejor, pero no boyante. Según datos facilitados por el teatro, la temporada 2014-2015 se cerró con un déficit de 272.000 euros, muy por debajo de los 4,3 millones en la temporada 2012-2013 y los 3,9 millones de la 2013-2104. Los números generales del teatro van mejor pero el lastre es la deuda financiera, de 16 millones de euros: “Hace dos años se renegoció con los bancos y se acordó una carencia de manera que solo pagábamos intereses —800.000 euros anuales— hasta 2016 pero a partir del año próximo se deberá pagar el principal más los intereses, que serán unos 2.800.000 euros”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50