Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau comprará el edificio de Hacienda de Sant Andreu

El histórico inmueble, que formó parte de la Fabra i Coats, albergará un equipamiento público, aún por determinar

Fachada del edificio de Hacienda que comprará Colau.
Fachada del edificio de Hacienda que comprará Colau.

El Ayuntamiento de Barcelona comprará el edificio de la Delegación de Hacienda del distrito de Sant Andreu y, en su lugar, creará un nuevo equipamiento público para la ciudad. “La voluntad es destinarlo a algún tipo de servicio municipal o darle un uso educativo o cultural”, explicó ayer la concejal del distrito, Laia Ortiz.

El edificio, que ha costado un millón de euros, tiene una gran planta baja y dos pisos de altura y está situado en medio de la calle Gran de Sant Andreu, la principal arteria del barrio. Por su buena ubicación, desde hace años tanto la asociación de vecinos como la de comerciantes reclamaban su compra al Ayuntamiento, pero hasta ahora no lo habían logrado. Su demanda se verá cumplida durante el próximo pleno, que se celebra el viernes de la semana que viene. El dinero para comprar el inmueble proviene de los 96 millones de superávit que se encontró el nuevo equipo de Gobierno.

Además de ofrecer una nueva actividad pública a los vecinos, el objetivo de la compra es dinamizar el espacio para que los comercios del barrio también salgan beneficiados.

Antes de que Hacienda comprara el edificio para abrir su delegación, el inmueble en cuestión formaba parte del recinto de la Fabra i Coats. La planta baja la ocuparon durante años los médicos que atendían a los trabajadores de la fábrica y, en las plantas superiores, se hacían los ovillos y carretes de hilo de distintas marcas, según recuerda Pere Fernández Bori, presidente de la asociación de Amigos de la Fabra i Coats.

También en esta arteria de Sant Andreu, el gobierno municipal tiene dos otros proyectos que están en estudio: la peatonalización total de la calle y la apertura de una gran puerta que comunique Gran de Sant Andreu con la Fabra i Coats, que actualmente es un equipamiento cultural que atrae a muchos ciudadanos. Los dos proyectos quieren hacer el barrio más habitable y ayudar al comercio, que vive rodeado de dos grandes centros comerciales: Heron City y la Maquinista.