Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menos ‘ni-nis’ en Cataluña, pero más desanimados

La cifra de catalanes menores de 25 que no estudian ni trabajan cae, pero aumenta la de los que ni siquiera buscan empleo

Menos ‘ni-nis’ en Cataluña, pero más desanimados
Unos jóvenes descansan en una plaza de Barcelona.

La reactivación del empleo ha alcanzado a los llamados ni-nis, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan. El número de catalanes de entre 16 y 24 años que no dedica su tiempo a ninguna de estas actividades ha caído un 7,4% en un año, hasta situarse en los 91.760 el pasado mes de junio. Pero el desánimo crece entre los estancados en ese limbo, ya que uno de cada cuatro ni siquiera busca empleo, según el último boletín de la Asociación de Empresas de Trabajo Temporal (Asempleo).

Este desinterés o apatía se extiende en la comunidad autónoma, donde la tasa de paro juvenil no ha logrado bajar del 43% en los últimos cuatro años. De los 620.831 catalanes que se encuentran en esta franja de edad, el 14,8% no ejerce ninguna actividad laboral ni educativa. De estos últimos, tres de cada cuatro intentan colocarse mientras que el resto se encuentra totalmente inactivo, un colectivo que aumentó un 6,5% durante el último año.

La tendencia difiere de la que se aprecia en el conjunto de España, donde la cifra de jóvenes inactivos cayó un 8,8%. Una reducción incluso mayor de la que presentó el grupo de los que buscaban empleo, que se contrajo un 8,2%. Aún así, el porcentaje de ni-nis en Cataluña se mantiene por debajo de la media estatal del 15,2%. 

Asempleo señala que la disminución de ni-nis coincide con la recuperación de la actividad económica y de la ocupación: "Por ello, no sorprende que en el último año hayan sido los jóvenes de mayor edad y con nivel formativo medio los que más expliquen la reducción... los mismos grupos de personas que se han beneficiado en mayor medida de la reciente creación de empleo". Aunque según la última Encuesta de Población Activa (EPA), la reducción de parados menores de 25 años en Cataluña (-11.800) no ha repercutido en el aumento de ocupados (-700). El colectivo firmó más de medio millón de contratos durante el periodo estudiado, aunque nueve de cada 10 eran temporales, según los datos del Departamento de Empresa.

Para combatir la alta tasa de paro entre los menores de 25, la Generalitat puso en marcha a finales del año pasado el Plan de Garantía Juvenil, financiado con fondos propios y de la Unión Europea. Una iniciativa a la que han recurrido 15.000 catalanes y que ya ha encontrado empleo a 1.800.

Más información