Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alunizaje de madrugada en la tienda Versace de paseo de Gràcia

En menos de un minuto los ladrones accedieron a la tienda y se llevaron más de 20 bolsos valorados en 80.000 euros

Tienda de Versace en paseo de Gràcia tras el alunizaje.
Tienda de Versace en paseo de Gràcia tras el alunizaje.

No han tardado más de un minuto en entrar, saquear y salir. A las cuatro de la mañana de este martes un grupo de ladrones ha asaltado la lujosa tienda de Versace del número 85 paseo de Gràcia de Barcelona, según han confirmado los Mossos d'Esquadra. Es la primera vez que este comercio, abierto el pasado mes de diciembre, sufre un robo. El método utilizado ha sido el alunizaje: estampar el coche contra el escaparate de la tienda y acceder a ella. Los ladrones disponían de un coche de alta potencia, se cree que un BMW de color negro o azul oscuro, con el que se supone se dieron a la fuga en dirección al norte de la ciudad.

La firma italiana ha prohibido a sus trabajadores hacer declaraciones ante los medios de comunicación. Aun así, fuentes cercanas a la seguridad privada del establecimiento aseguran que este tipo de robos se están convirtiendo en una “plaga” en las tiendas de lujo de los bulevares comerciales de las grandes ciudades españolas.

“Saben lo que vienen a robar, primero se hacen pasar por turistas o pacíficos peatones a la luz del día, observan las medidas de seguridad de los comercios y que artículos pueden obtener rápidamente sin correr demasiados riesgos”, afirma esa misma fuente, que prefiere mantener el anonimato. Se encarga de controlar los accesos de varias tiendas de lujo en el paseo de Gràcia. “En Louis Vuitton han practicado tres alunizajes en lo que va de año”, destaca. El robo de la pasada madrugada no le ha sorprendido. “Todavía no he visto las imágenes, porque tiene que venir la policía científica, pero siempre es lo mismo, roban un coche con tracción trasera y lo empotran marcha atrás contra el cristal hasta romperlo, saben que tienen unos minutos para coger su botín antes de que venga la policía y desaparecen”, sentencia.

Ayer, los ladrones no accedieron ni a la parte trasera ni al primer piso, protegidos por otra barrera. Se llevaron unos 20 bolsos “valorados entre los 70.000 y 80.000 euros, porque son las piezas más fáciles de vender”. Luego tal y como vinieron desaparecieron sin dejar rastro.

No es la primera vez que la marca de ropa sufre un robo de este estilo, precisamente ya se dio hace un mes en la tienda de la calle Serrano de Madrid. “Esto se soluciona poniendo unas barreras antialunizaje, pero el ayuntamiento suele ser reacio a instalarlas ya que ocupan parte de la vía pública”, informa. La tienda Versace del paseo de Gràcia, según la misma fuente, ya ha iniciado los trámites burocráticos para la instalación de este sistema antirrobo.