Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300.000 familias catalanas son víctimas de las hipotecas tóxicas

El Síndic de Greuges y Consumo intervienen ante el alud de quejas de los afectados, que pagan más por su hipoteca al estar referenciada al IRPH

Protesta de la PAH por las hipotecas basura, en una imagen de archivo.
Protesta de la PAH por las hipotecas basura, en una imagen de archivo.

Ocho años después del arranque de la crisis, miles de hogares todavía siguen litigando contra productos hipotecarios que han resultado tóxicos para su economía. Más de 300.000 familias catalanas, según un informe del Síndic de Greuges, tienen su hipoteca atada al IPRH, un índice que fija el precio de las hipotecas que les ha supuesto pagar una media de entre 250 y 300 euros mensuales más que si el préstamo estuviera referenciado al Euríbor. Una cantidad que en algunos casos puede ser la frontera entre perder o conservar la casa. La Agencia Catalana del Consumo, dependiente de la Generalitat, tiene en marcha una campaña de inspección en 28 entidades financieras que operan en la comunidad.

El IRPH es un índice de referencia —como lo es el Euríbor— que se aplicó a más de un millón de préstamos hipotecarios en España, de los cuales un tercio, según el Síndic, están en Cataluña. Antes había tres tipos de IRPH: el de las cajas, el de los bancos y el del conjunto de entidades. Para calcularlo, se hacía la media de los tipos de las hipotecas concedidas por esas entidades. Bancos y cajas vendían esos índices como referencias mucho más estables que el Euríbor. Sin embargo, el informe elaborado por el síndic ante las denuncias de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) señala que si se analiza la evolución del euríbor y la del IPRH con los datos del Banco de España se concluye que el segundo “siempre se mantuvo por encima del Euríbor, con una diferencia que puede ir de un punto a tres”.

El Gobierno central en 2013 eliminó el IRPH de bancos y cajas. Òscar Serrano, abogado del Col·lectiu Ronda, explica que la ley fijó que las hipotecas que estuvieran referenciadas a ese índice debían adoptar la solución prevista en la escritura. En caso contrario, se quedarían con el IRPH de entidades. “En la mayoría de los casos que nos llegan sí contemplaba una solución: que la hipoteca quedaría sujeta al último índice que se pudo calcular”, explica Serrano. Eso es lo que le pasó a Guillermo Moliner. Explica que en su caso le quedó un tipo del 3,94% con un diferencial del 0,35%, cuando el Euríbor ahora sigue marcando mínimos históricos al cerrar octubre alrededor del 0,15%. En su caso, eso supone estar abonando 400 euros más de la cuenta.

Tras el escándalo de las participaciones preferentes, los swaps y las cláusulas suelo, los despachos de abogados siguen hirviendo con nuevos casos que algunos jueces han empezado a considerar ya abusivos. El abogado Arcadi Sala-Planell, de BBS Abogados, explica que ha tenido que contratar a dos letrados más y un economista para atender todos los casos que le llegan. El despacho ha conseguido este año dos sentencias que anulan la referencia del IRPH y lo sustituyen por el Euríbor+1%. “Empieza a haber más sentencias en otras comunidades. Los afectados estaban pagando mucho, más de un 4%, porque se les aplicaba el cálculo realizado en el último mes”, explica Sala-Planell.

La solución del Euríbor+1% no es la única adoptada. El abogado cuenta que incluso se ha llegado a dejar el préstamo sin intereses al considerar que las condiciones eran abusivas.

Cada mes en la PAH se reúne un grupo de afectados por el IRPH. Junto a los afectados del País Vasco, los de Cataluña son los más activos del Estado. Algunos han conseguido acuerdos con su banco. Otros no. Entre los que no lo han logrado está Guillermo, pero también Roser, que cada semana acude a su entidad financiera a insistir para que le cambien el índice al que está referenciada su hipoteca. “Reclamamos la nulidad de esos contratos”, resume Guillermo. Entre otros motivos, porque entienden que ese índice era “manipulable”. También consideran que esa referencia era “influenciable" los despachos de abogados que defienden estos casos a raíz de la respuesta del Banco de España a un requerimiento judicial. En ese documento, el supervisor explica que para hacer el cálculo medio en el año 2007 se tenían en cuenta las 46 cajas de ahorros y que en la ponderación pesaba tanto una pequeña como Caixa Pollença como otra grande como Caixa Catalunya. El Banco de España admitió que cada caja podía “influir en el resultado del IRPH” aumentando los intereses o las comisiones, que también se tenían en cuenta para calcular esa media.

Los afectados de la PAH consiguieron multitud de mociones a favor de su causa de los principales ayuntamientos e incluso el Parlament sacó adelante una resolución en la que instaba al Ejecutivo catalán, entre otras cosas, a “hacer las gestiones oportunas” ante el Estado para que aplique un Euríbor+1% en lugar del IRPH.

Recientemente ha intervenido el Síndic de Greuges, que ha reclamado al Departamento de Economía que participe a la hora de “garantizar los derechos de los consumidores” ante las entidades bancarias y reclama “más implicación” de la Agencia Catalana de Consumo (ACC). En junio, los representantes de la agencia se reunieron con miembros de la PAH y posteriormente empezó una campaña de inspección. Según fuentes del Departamento de Empresa y Empleo, ahora se están analizando esos datos para decidir cómo actuar. Sin embargo, los afectados pueden dirigirse a esas oficinas para reclamar. Desde la PAH se recomienda que los afectados lo hagan con el “mismo número de entrada” para dejar constancia del alcance del problema.