Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica en Puigcerdà después de que los gegants toquen el himno español

ERC y Reagrupament piden que dejen de representar al municipio y la colla amenaza con denunciar los insultos recibidos en las redes sociales

Diseñaron una bandera de España uniendo collas
Diseñaron una bandera de España uniendo collas

La Colla Gegantera de Puigcerdà está siendo objeto de críticas entre decenas de vecinos de la Cerdanya después de que el pasado domingo desfilaran en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz interpretando con la gralla el himno Nacional a la vez que improvisaban el diseño de una bandera de España agrupando a personas con camisetas de color rojo y amarillo. Las críticas de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) de la Cerdanya y las secciones locales de ERC y Reagrupament no se han hecho esperar e incluso se ha pedido al Ayuntamiento de la localidad que impida que la colla desfile representando a la localidad gerundense. Por su parte, la colla gegantera defiende que son una asociación apolítica y amenaza con denunciar ante los Mossos d’Esquadra las diferentes amenazas que están recibiendo en las redes sociales.

Los representantes de la colla de Puigcerdà aseguran que siempre han hecho bandera de su apoliticismo. La ANC ha solicitado en alguna ocasión la asistencia de los gigantes a sus actos y siempre se han negado advirtiendo que no quieren ser utilizados para difundir ideologías y negándose a que las figuras con las que desfilan lleven estelades. Los grallers que acompañan a los gigantes “siempre se han negado a tocar els Segadors o el Himno del Barça”, asegura Rafael Jiménez, el cap de la colla Gegantera de Puigcerdà.

Jiménez asegura que la interpretación del himno de España en Torrejón de Ardoz no fue algo involuntario. Días antes de ir a Madrid “cinco o seis de la colla que son de Esquerra se negaron a venir”. Con el ambiente caldeado, los que no les importaba desfilar en un municipio de la capital de España acudieron el pasado domingo a la cita. “Nos invitaron a las fiestas con hotel, comidas y meriendas pagadas por lo que quisimos hacer un regalo a la colla anfitriona interpretando el himno nacional y haciendo una bandera de España”, recuerda Jiménez. Esta actuación acabó en formato vídeo en las redes sociales y desde entonces “nos han crucificado los de Esquerra sin justificación, nos han insultado y amenazado; sólo les ha faltado fusilarnos”, lamenta el cap de la colla que no descarta presentar una denuncia en los Mossos d’Esquadra.

En el Ayuntamiento de Puigcerdà sólo están representadas tres fuerzas políticas: CiU, ERC y Reagrupament. Todas soberanista. Raimon Ribas, el líder de la oposición en el consistorio por ERC, asegura que la colla “se ha metido sola en el ojo del huracán”. El pasado lunes, Ribas y el concejal de Reagrupament, Antoni Veres, acudieron a hablar con el alcalde después de la polémica actuación de los geganters en Torrejón. “Los gigantes no representan al municipio, y menos ahora, es una entidad privada y desde el consistorio deberíamos evitar que luzcan el escudo de la ciudad, deberíamos limitar la subvención que reciben y la utilización de las dependencias municipales”, reclamaba el concejal de ERC.

Los dos partidos de la oposición no discutían que la colla recibiera la subvención de 1.500 euros que recibe cualquier “entidad cultural del municipio pero que no reciban más dinero por representar a Puigcerdà porque no nos representan”.

El cap de la colla Rafael Jiménez asegura que desde los Geganters de Puigcerdà “tenemos miedo que con la polémica nos quiten el escudo, la subvención y el local; nosotros que hemos representado al pueblo en España, Francia y allí donde nos digan”. Jiménez lamenta, “en Puigcerdà hay demasiado extremista, nosotros la señera la defenderemos a muerte pero la otra que no quiero ni nombrarla (en referencia a la estelada) no tengo que defender ninguna bandera que no sea oficial”.

El concejal de ERC lamenta que media docena de miembros de la colla gegantera hayan abandonado la agrupación por discrepancias con Jiménez. “Además hemos contactado con collas geganteras de la Cerdanya y Cataluña que están tan indignadas que amenazan con no venir a desfilar a Puigcerdà”.

Por su parte, el alcalde de la capital de la Cerdanya, Albert Piñeira, no ha contestado a las llamadas de El País aunque ha recordado a los dos partidos de la oposición que los Geganters son una entidad cultural y como tal se le mantiene la subvención, el escudo y el local. Piñeira ha asegurado a ERC y Regrupament que pedirá a la colla que no realice actos políticos.