Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP se plantea investir a Mas si el proceso amenaza con descarrilar

Quim Arrufat duda de que así se forme una República catalana "creíble y democrática"

Quim Arrufat (CUP) interviene en un acto de campaña del 27-S.
Quim Arrufat (CUP) interviene en un acto de campaña del 27-S. EFE

El exdiputado de la Candidatura d'Unitat Popular, Quim Arrufat, ha insistido este jueves en que la formación anticapitalista estará "al lado del proceso" y que si Junts pel Sí mantiene su imposición de investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat, a la CUP no le quedará más remedio que votar a favor. Arrufat ha puesto en duda que así se consiga una república que sea "creíble, democrática y para todos". El exdiputado ha aclarado en su cuenta de Twitter que lo ha planteado "como un supuesto final del proceso, no como una opción planteable".

Este jueves por la mañana, Arrufat ha explicado en la tertulia de Catalunya Ràdio que "hay una fórmula muy fácil de conseguir para que la CUP vote a Mas como president: Se cierran en banda CDC y Junts pel Sí, se hace presión contra la CUP durante dos meses y se llega hasta el final. Y como la CUP, antes que hacer descarrilar el proceso estará al lado del proceso, pues se impone Junts pel Sí. Es la manera más fácil". 

Arrufat se ha mostrado molesto con las presiones recibidas y ha aclarado que si se llegase a este punto quedaría "bastante claro que ha habido una operación continuada para dominar esta ola soberanista". Arrufat también ha destacado que presionar de esa forma a la CUP no acarrearía consecuencias positivas. "La lectura que la gente hará es que Mas se ha salido con la suya", ha criticado. 

El representante de la CUP ha lamentado que la "caverna mediática" haya reducido el proceso a Artur Mas. "Le han hecho un cordón sanitario, es el presidente de Junts pel Sí y de nadie más". Arrufat ha reiterado que se debería optar por un Gobierno con unas "caras variadas que pueda representar la base democrática del proceso" y también ha censurado que todos los análisis se hagan en clave autonómica. "Se trata de fundar una República", ha apuntado, "sería un Gobierno provisional".