Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena quita la subvención a la escuela de toreo madrileña

El Ayuntamiento retira una ayuda de 61.000 euros, la mitad del presupuesto del consorcio Marcial Lalanda, y se plantea dar otro uso a las instalaciones

Alumnos de la escuela de Tauromaquia de Madrid en 2013.
Alumnos de la escuela de Tauromaquia de Madrid en 2013.

El Ayuntamiento de Madrid, presidido por Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha eliminado en el presupuesto de 2016 la subvención municipal para la escuela de tauromaquia Marcial Lalanda, que asciende a 61.000 euros y supone prácticamente la mitad de los ingresos de este consorcio. La escuela cuenta con un presupuesto de 134.000 euros, que provienen además de la Comunidad de Madrid (40.000 euros) y de empresas privada (30.000 euros).

Según ha comunicado el Ayuntamiento, el motivo para retirar esta subvención es que “el presupuesto de la escuela, con una media de 38 alumnos, es desproporcionado en relación al que se destina a actividades culturales o deportivas de mayor demanda”. “Además, las clases y talleres que se imparten en ese centro no son compatibles con los derechos de los animales”, ha añadido el Ayuntamiento.

Así se lo ha indicado esta mañana la concejal de Cultura, Celia Mayer, a los representantes de la escuela taurina. La subvención municipal se usaba para sufragar talleres, profesorado y seguros de la escuela. El Ayuntamiento sí mantendrá una partida de 664.000 euros prevista para obras de adecuación y mejora de las instalaciones municipales de Venta del Batán, usadas como sede por la escuela. Pero “existe la voluntad de estudiar posibles usos del espacio municipal, valorando una cesión total o parcial del espacio”. Es decir, a partir de junio de 2016, el Ayuntamiento se plantea usar el espacio público en el que se encuentra ahora la escuela para otros fines.

Será también en junio de 2016 cuando concluya el proceso gradual de retirada de fondos a la escuela. El consorcio se disolvió como fundación el pasado mes de febrero y pasó a integrarse dentro de la empresa municipal Madrid Destino, que reservó 141.000 euros para mantenerla en funcionamiento este año. Parte de ese dinero se gastará (los sueldos de los profesores, por ejemplo, se pagarán hasta la finalización del contrato), pero no se organizarán nuevas actividades. Y, en junio de 2016, el grifo del dinero se cerrará definitivamente.

Más información