Elecciones catalanas

Junts pel Sí, dividido por BCN World

Romeva asegura que el proyecto está “congelado”, mientras Bel lo defiende “para crear riqueza y puestos de trabajo”

Los integrantes de Junts pel Sí comparten una conclusión cuando hablan de política de infraestructuras: el Estado no ha invertido en Cataluña lo suficiente. Pero a la hora de concretar, proyectos como el complejo de BCN World generan división. Lo evidenciaron ayer los cabeza de lista en Barcelona, Raül Romeva, y en Tarragona, Germà Bel, cuando se les preguntó sobre el macrocomplejo de ocio que planificó la Generalitat en la pasada legislatura. Bel defendió el proyecto por su capacidad “para crear riqueza y puestos de trabajo”, aunque mantuvo que debe desarrollarse con cuidado para “que no sea la Benidorm de la Costa Daurada”.

Argumentos que no compartió Romeva, que quiso aclarar que el tema estaba “congelado” en la candidatura al no estar “cerrada” una posición conjunta. El proyecto se aprobó con los votos de CIU pero el rechazo de ERC, y ahora ambos partidos comparten candidatura.

Más información

En el programa electoral, el punto dedicado a BCN World —no se cita ni el nombre del proyecto— es ambiguo: “Revisar e impulsar el proyecto de complejos turísticos integrados del Camp de Tarragona para concretar la apuesta de captación de mercados lejanos y de protección económica del territorio”.

No es el único caso en el que los candidatos de Junts pel Sí han tenido que hacer equilibrios cuando se les ha preguntado por alguno de los temas que no suscitan consenso en la candidatura. Uno de los que lo ha sufrido fue el presidente de la Generalitat, Artur Mas, cuarto en la lista.

El miércoles, preguntado por si Junts pel Sí quería legislar contra las donaciones a partidos de empresas que tengan contratos con la Generalitat (un tema que afecta especialmente a CDC), no se pronunció: “Este asunto no figura en nuestro programa”, se limitó a decir.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50