Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP no quiere formar parte de “esta” Unión Europea

La izquierda anticapitalista negociaría con la UE para abordar la emergencia social

Josep Manel Busqueta, candidato de la CUP.
Josep Manel Busqueta, candidato de la CUP.

Josep Manel Busqueta, candidato de la CUP al 27-S, ha explicado que su formación no quiere formar parte de “esta” Unión Europea porque “explota a la clase trabajadora”. No se plantearían salir de la UE si se llegase a un “escenario de negociación” en el que las políticas que ellos plantean puedan ser viables y logren gestionar la situación de "emergencia social". “Estaríamos encantados”, ha remachado, “pero sabemos que esto es imposible visto el caso de Grecia”.

Busqueta ha criticado que se está generando “una Europa dual con una periferia con muchas dificultades de competir y generar riqueza, mientras el centro, liderado por Alemania, impone su modelo”. En el marco actual, según el economista de la CUP, “si quieres competir con Alemania has de bajar tus condiciones laborales”.

El número tres de la izquierda anticapitalista ha observado que la unión económica y monetaria supone para Cataluña una situación en la que su modelo productivo se ve "duramente afectado" por las condiciones que dictamina su pertenencia al Euro. Además, ha señalado que las empresas catalanas tienen dificultades para "generar ocupación y poder ser competitivas en los mercados internacionales".

La CUP propone que se aumente "la inversión de gasto público y de políticas de demanda interna que permitan recuperar la economía" pero en el marco actual, asegura, "estamos en un escenario de recesión continuada". “Queremos desarrollar políticas sociales y económicas que respondan a los retos de la sociedad catalana”, ha manifestado.

Busqueta ha afirmado que "es una solución poco sólida para una economía como la catalana basar la recuperación en de la demanda exterior" porque "el euro es una moneda muy sobrevalorada" y en un momento de pugna de divisas, como el actual, se complica la capacidad de exportación de nuestra divisa. El candidato avisa de que habría que "recuperar la demanda interna". Sin embargo, ha criticado que esto "choca frontalmente con las políticas impuestas desde la UE" si hay que destinar tantos recursos al pago de la deuda, como dicta la ley de estabilidad presupuestaria aprobada por el Congreso.

La izquierda independentista se cuestiona “el pago de la deuda y las políticas de la Troika” para después “generar una situación de inversión, de gasto público y de políticas de demanda interna que permitan recuperar la economía”. Busqueta ha lamentado que la UE esté inmersa en un “escenario de recesión continuada” y que las políticas que se apliquen vayan a “deprimir el consumo, la inversión y el gasto público”.

Más información