Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El patrimonio de Medina Sidonia debe estar en Sanlúcar en su totalidad”

Cultura garantiza su apoyo a la fundación que gestiona la viuda de la ‘Duquesa Roja’

Rosa Aguilar y Lilianne Dhalmann (en el centro), este miércoles en Sanlúcar. Ampliar foto
Rosa Aguilar y Lilianne Dhalmann (en el centro), este miércoles en Sanlúcar.

La consejera andaluza de Cultura, Rosa Aguilar, ha mostrado este miércoles en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) su “apoyo y respaldo” a la Fundación Casa Medina Sidonia, encargada de preservar y difundir uno de los archivos históricos privados más importantes de Europa, ante la batalla judicial que se avecina con los hijos de la fallecida Luisa Isabel Álvarez de Toledo. Este organismo, creado por la Duquesa Roja, está presidido por Liliana Dahlmann, su viuda, y en unos días se enfrenta a la demanda presentada por los tres descendientes de la aristócrata para que el patrimonio integrado en la fundación forme parte de su herencia. El juicio está previsto para el 30 de septiembre.

El inminente pleito ha llenado de incertidumbre a parte de la sociedad de Sanlúcar y ha llevado a decenas de colectivos a formar una plataforma ciudadana para defender la unidad de este legado, para que no se fragmente ni pueda disgregarse. La Junta de Andalucía está personada en este proceso “en defensa del interés público” y Aguilar ha traslado esta tarde su apoyo a Dalhmann. “El patrimonio de la fundación debe estar y permanecer en Sanlúcar, y lo tiene que hacer en su totalidad”, ha dicho la consejera junto a la viuda de la duquesa, tras reunirse con ella. El Archivo General de la Fundación Casa Medina Sidonia, ubicado en la tercera planta del Palacio de los Guzmanes, supera los seis millones de documentos, concentrados en 6.317 legajos, e instruye sobre siglos de historia de las casas señoriales vinculadas a este linaje.

La Duquesa Roja, fallecida en marzo de 2008, fue la encargada de catalogar papel a papel y su gestión, igual que la del mobiliario, las obras de arte y los libros que contiene el inmueble, que está a cargo de la fundación desde 1990. El edificio es monumento histórico-artístico desde 1978. Aguilar ha recordado todas las figuras de protección que tienen tanto el palacio como su contenido. El legado de Medina Sidonia es un Bien de Interés Cultural (BIC), inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico de Andalucía. El centro de investigación y estudio también es patrimonio documental. “Un archivo tiene sentido y contenido cuando es un todo. Y ese todo debe permanecer en su lugar natural, que es Sanlúcar y la fundación”, ha dicho la consejera. “Estamos en la no deslocalización y su unidad”, ha insistido.

Leoncio González de Gregorio Álvarez de Toledo, 22º Duque de Medina Sidonia, y sus hermanos Pilar y Gabriel reclaman que se declare “la inoficiosidad” de la fundación y que puedan ser herederos de la parte legítima que les corresponde de esos bienes. El primogénito, además, se vería beneficiado con el tercio de mejora. Los demandantes, que iniciaron el pleito por separado el mismo día de marzo de 2012, han tasado los bienes en unos 60 millones de euros, según fuentes del proceso.

La consejera se ha reunido también con algunos miembros de la plataforma ciudadana que se ha movilizado para defender la unidad del legado de Medina Sidonia, con el objetivo de “reconocer y agradecer su trabajo”. Para Aguilar, la sociedad de Sanlúcar debe tomar conciencia “de que tiene una joya” y “como tal debe tratarla”. “Sanlúcar merece tener aquello que le pertenece, que es de toda Andalucía”, ha concluido la consejera. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 del municipio gaditano ha fijado tres semanas de sesiones para el juicio. Además de la Junta, el Ayuntamiento también está personado en el procedimiento. La plataforma ciudadana ha recabado el respaldo a su causa de varias administraciones de la provincia.

Más información