El juez investiga el uso de cuatro ‘goyas’ falsos como aval de un hospital

Una empresa intentó hacer pasar por buenas varias obras del pintor para construir un centro de lesiones medulares

Vista de Villaviciosa de Odón, en Madrid.
Vista de Villaviciosa de Odón, en Madrid.SANTI BURGOS

La sociedad Inversión y Explotación de Activos, SL utilizó cuatro cuadros atribuidos de forma fraudulenta a Francisco de Goya para poder llevar a cabo una ampliación de capital que le permitiera construir un hospital para lesionados medulares en Villaviciosa de Odón, según la fiscalía. Los tasó en más de 10 millones. De hecho, el Ayuntamiento (PP) modificó su ordenación urbana para permitir transformar un antiguo hotel en centro hospitalario. La policía decidió iniciar una investigación al sospechar de la autoría de los cuadros. En este momento, hay cuatro imputados que ya han prestado declaración.

La historia podría ser la del timo de la estampita, pero en versión culta, con obras de Francisco de Goya en vez de billetes. En 2013, la empresa Inversión y Explotaciones de Activos, SL propuso al Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, gobernado por el PP, la construcción de un hospital especializado en lesiones medulares en su municipio.

Los empresarios pusieron encima de la mesa cuatro pinturas que atribuyeron a Goya con el informe de un supuesto doctor en Historia del Arte, para hacer frente a una ampliación de capital que les permitiría levantar el ambicioso proyecto. La tasación inicial de las pinturas superó los 10 millones de euros, aunque, como luego han demostrado las investigaciones policiales, ni eran de Goya ni tan valiosas. EL PAÍS no ha conseguido recabar la versión de la sociedad, al haberse disuelto en enero de 2014.

La Brigada de Patrimonio Histórico del Cuerpo Nacional de Policía comenzó a sospechar de la autenticidad de las pinturas, indican fuentes de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Sus dudas se acrecentaron cuando se solicitó permiso para trasladar una de las obras a Suiza para proceder a su comprobación.

Se descubrió entonces que los propietarios de los cuadros ya habían trasladado tres a Suiza. En la documentación reconocían que eran de autor desconocido y con una valoración de 300, 350 y 950 euros, muy lejos de los 3.528.000, 1.386.000 y 2.016.000 euros realizada por el supuesto experto inicial, según avanzó El Heraldo de Aragón.

Fuentes de la Fiscalía de Medio Ambiente indican que se comenzaron a realizar averiguaciones por parte de expertos que concluyeron que las obras ni eran auténticas ni estaban catalogadas. Desde la fiscalía se abrieron diligencias de investigación penal, para lo que se pidió autorización al Fiscal General del Estado.

En el momento en el que se comprobó que se trataba de un supuesto engaño y que Goya no había tenido nada que ver en su autoría, la investigación se cerró en Medio Ambiente y pasó al Juzgado número 45 de Madrid, que investiga la comisión de un delito de estafa.

De momento, se ha tomado declaración en ese juzgado a cuatro imputados y a un gran número de testigos. Estas actuaciones se han completado con la realización de diferentes peritaciones y tasaciones. La instrucción está a punto de finalizar. Cuando lo haga, se procederá a la apertura del juicio oral o al archivo de la causa.

La propuesta de los empresarios fue muy bien recibida por el equipo de gobierno del PP en Villaviciosa de Odón. “Suponía una oportunidad importante en cuanto a generación de empleo y desarrollo empresarial”, explican fuentes municipales. En el pleno se informó de que se había acordado con los promotores que la contratación de trabajadores se haría con la bolsa municipal de empleo.

El lugar elegido era un hotel de cuatro estrellas de la localidad que estaba cerrado. El pleno modificó el Plan General de Ordenación Urbana para permitir ese uso. El terreno estaba calificado como terciario y pasó a ser de equipamiento privado. Y en otra sesión plenaria, de diciembre de 2014, una vez que la investigación se puso en marcha, el Ayuntamiento renunció finalmente al proyecto.

El portavoz del PSOE, Juan Carlos Bartolomé, recuerda que “en el momento en el que se discutió, todo parecía bastante extraño, porque ya había un hospital de este tipo en Toledo y era un proyecto muy caro”. Su grupo decidió abstenerse.

El Ayuntamiento recalca que se trataba de una operación de carácter privado, por lo que se muestra totalmente ajeno a las “posibles irregularidades que se puedan haber producido en ella”. Las fuentes municipales consultadas recuerdan que la policía ha descartado un fraude inmobiliario y ha centrado la investigación en la sobretasación de los trabajos y las posibles irregularidades mercantiles. Una circunstancia que, en su opinión, corrobora la buena actuación del municipio.

El experto que autentica es la clave

Expertos consultados por EL PAÍS indican que no es sencillo realizar una ampliación de capital en una sociedad o constituir una empresa con aportaciones no dinerarias, como pueden ser pinturas u otros objetos artísticos.

Se requiere una valoración realizada por una persona independiente y cualificada para tal fin, que certifique la autoría de las obras para que ese desembolso se pueda considerar válido.

En el caso de la empresa que pretendía edificar en Villaviciosa de Odón un hospital para lesionados medulares, consiguió la valoración de un supuesto doctor en Historia, que dio por buenos cuatro cuadros que atribuyó a Francisco de Goya.

Semejante descubrimiento debería haber provocado un aluvión de noticias, pero lo que desencadenó fueron las sospechas policiales y de la Fiscalía de Medio Ambiente. Unas investigaciones que, al final, confirmaron el engaño y acabaron con el proyecto.

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS