Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los niños vuelven al colegio con la ‘ley Wert’ en el aire

1,3 millones de alumnos regresan hoy a las aulas. La LOMCE llega a primero y tercero de ESO y a primero de bachillerato. Tres escuelas más deben dar más clases en castellano

Primer día del curso en Tarragona, el año pasado.
Primer día del curso en Tarragona, el año pasado.

Ante un panorama electoral incierto, la vuelta a clase de 1,3 millones de alumnos desde infantil hasta la Formación Profesional podría ser la última bajo la ley Wert. La oposición de los nuevos gobiernos autonómicos, de la comunidad educativa de toda España y las perspectivas de un cambio en el Gobierno central tras las elecciones de diciembre hacen pensar que la norma no tendrá una larga vida. A pesar de ello, el despliegue de la LOMCE protagoniza el nuevo curso escolar en Cataluña: llegará a primero y tercero de ESO y a primero de bachillerato. Tres escuelas más deben dar más clases en castellano.

Los niños que vuelvan a la escuela se encontrarán con más docentes, un aumento que se produce por segundo curso consecutivo. Aunque, según recuerda el Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE), se trata de una plantilla muy alejada a la de 2011, cuando se comenzaron con los recortes en la Educación. También hay dos nuevos currículos, de primaria y secundaria, más orientados a las competencias. Y el departamento de Enseñanza ha aumentado los recursos para becas comedor y ayudas de libros, que el MUCE considera insuficientes.

Dos centros comenzarán las clases con más horas de castellano por imperativo legal. Se trata de una escuela en Mataró (Maresme) y otra en Balaguer (La Noguera), aunque en esta última la familia anunció el jueves que no hará cumplir la sentencia debido a las presiones de los vecinos. Desde la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) aseguran que hay varias familias que han solicitado vía judicial el uso del castellano también como lengua vehicular y que esperan una resolución.

El departamento de Enseñanza, que dirige Irene Rigau, prevé invertir 4.432 millones, 385 más que el curso pasado que en su mayoría irán a sufragar la paga extra de los funcionarios. Las aportaciones del Gobierno central, de otro lado, han pasado de los 95.600 millones de 2011 a 1.468 millones para este curso. Estas son las principales novedades.

Despliegue de la LOMCE. El pasado curso escolar, la ley Wert se desplegó en primero, tercero y quinto de primaria. Este año llega al resto de cursos de la primaria, a dos de la secundaria (1 y 3) y a primero de bachillerato. En la práctica, los alumnos de tercero de ESO se encontrarán con una hora más de matemáticas a la semana (35 horas todo el curso). Con esta medida, Rigau busca driblar la división de alumnos que establece la LOMCE según al tipo de itinerario que elijan. En primero de bachillerato también habrá más horas de lenguas y una extra de filosofía. Enseñanza hará la prueba de sexto de primaria que dicta la Ley Wert, si bien en Cataluña se realiza desde hace ocho años.

Ofensiva por la escritura. Mediante el programa ARA Escric, la Generalitat espera mejorar la expresión escrita de los estudiantes. Las últimas pruebas diagnósticas muestran que los alumnos tienen problemas de morfosintaxis, independientemente de la lengua. La meta es que al final de la ESO mejoren los resultados.

25% en castellano. Este curso se sumarán dos centros a la lista de cuatro colegios que ya imparten un 25% más de clases en castellano por decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Ya son un total de cuatro, pues en otros casos los hijos de los demandantes ya han terminado la etapa escolar. Tres escuelas más de Tarragona han recibido el mismo mandato del TSJC para el inicio de curso pero la Generalitat no lo aplicará porque ha recurrido. Siguen en el aire las ayudas de 6.000 euros para escolarizar en castellano que puso en marcha el Ministerio: no se ha otorgado ninguna.

Más profesores. La plantilla de profesores vuelve a aumentar, aunque de una manera limitada. Habrá 800 docentes más, hasta un total de 65.577. Un aumento que padres de familia y sindicatos creen que no se corresponde con el aumento de alumnos en las aulas, un total de 12.000 más. El departamento también ha aumentado el personal de apoyo en la docencia, como técnicos de educación infantil y de integración social con 359 nuevas unidades. Habrá formación para profesores, pagada por la Generalitat, para formar docentes en escritura y matemáticas.

Guarderías. 9.052 niños asistirán este curso a las guarderías en Cataluña lo que representa una tasa de escolarización de casi el 36%. En Barcelona abrirán dos nuevos centros públicos para alcanzar un total de 97. Estos deberían tener privatizada la gestión, pero el Gobierno de Ada Colau revertió la decisión. El grupo de CiU en el Consistorio denuncia que para ponerlas en marcha se han sacado trabajadores de otros centros públicos, mermando su calidad.