Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas: “Dejad de amenazarnos como si fuéramos casi delincuentes”

El presidente de la Generalitat envía un duro mensaje a Rajoy tras la manifestación

Mas, Romeva y Junqueras, ante la prensa internacional.
Mas, Romeva y Junqueras, ante la prensa internacional.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha aprovechado el éxito de  la manifestación de la Diada para cargar contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy, al que ha enviado un duro mensaje: "Les pido que tomen nota de lo  que han visto. Las imágenes hablan por si solas. Dejad esta miopía política, este orgullo imperial, estas amenazas como si casi fuéramos delincuentes. Somos gente normal, serena, pacífica, e ilusionada", ha proclamado Mas en un discurso institucional que ofreció después de reunirse con los organizadores de la marcha.

Mas agradeció a los manifestantes su presencia en el acto, que le ha hecho sentirse "apoyado". El presidente catalán ha celebrado ue por cuarto año consecutivo la marcha de la Diada haya sido multitudinaria: "No encontraréis ningún otro ejemplo, ni en Europa ni en el mundo, de una movilización permanente de este tamaño y categoría", ha apuntado, antes de pedir a los manifestantes que voten el 27-S: "En la calle se influye, pero en las urnas se decide". 

El presidente catalán había aprovechado las primeras horas de la Diada para reafirmar ante la prensa internacional su mensaje de que si las fuerzas independentistas logran una mayoría absoluta de escaños en el Parlament se verán “legitimados” para llevar adelante el proceso de secesión aunque no tenga mayoría de votos. Mas ha respondido así durante una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en la que también ha participado el número uno de la lista Junts pel Sí, Raül Romeva y el número cinco, Oriol Junqueras.

Buena parte de las preguntas han ido orientadas en el sentido de hasta qué punto será legitimo que Junts pel Sí apueste por la independencia si las elecciones del 27 de septiembre no son un referéndum oficial y si no ganan con mayoría absoluta de votos y escaños. Los tres dirigentes han insistido en el mismo mensaje. “La mayoría se contará en escaños, aunque si tenemos la mayoría también en votos será todavía más claro”, ha dicho Romeva. “La declaración [de inicio del proceso de independencia] se hará si tenemos la mayoría de escaños”.

Mas ha justificado la vía que quiere utilizar para proclamar la independencia asegurando que lo han intentado mediante el diálogo con el Gobierno y no ha sido posible. “Lo hemos probado todo y el gobierno lo ha hecho todo para bloquearlo”, ha dicho. “Si quieren contar votos que nos dejen hacer un referéndum”, ha insistido.

El presidente catalán no ha especificado cuál será su futuro y el del independentismo si no logran su objetivo de la mayoría absoluta. “Si no tenemos la mayoría aceptaremos la derrota, pero si aceptamos la derrota pedimos que otros acepten nuestra victoria si ocurre”.

“Solo un sí muy claro puede cambiar la realidad. Si no hay mayoría de parlamentarios no habrá posibilidad de continuar con la misma energía este proceso político. Mi esperanza es que lograremos la mayoría absoluta”, ha dicho en otro momento.

La pregunta de qué harían los independentistas en caso de que el Gobierno central que salga de las elecciones de diciembre ofrezca un referéndum a Cataluña ha tenido esta respuesta. “Podemos cambiar [nuestro plan] ahora mismo, porque queremos un referéndum donde haya un sí o un no claro, como se ha hecho en Quebec o en Escocia”. Con todo, ha mostrado una gran desconfianza respecto a la posibilidad de que haya “una oferta seria” para Cataluña. “Si encuentran a alguien que tenga una propuesta seria nos lo presentan. Llevamos 30 años buscándolo y no lo hemos encontrado”, ha dicho.

El presidente catalán ha evitado responder directamente a las advertencias de dirigentes europeos como Angela Merkel o David Cameron en el sentido de que Cataluña saldría de la UE si se independizara. “En Escocia todo el mundo sabía que si hubiese ganado el sí, ahora, Londres y Edinburgo estarían negociando la permanencia de Escocia en la UE; esto es lo que sabemos seguro”. “La UE siempre es muy pragmática y aplica el sentido común: no es fácil expulsar a un país de la UE”, ha insistido.

Más información