Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diada abre la campaña electoral más importante para Cataluña

La encuesta del CIS, que se hará pública este mediodía, ofrecerá una fotografía de la intención de voto para unos comicios que algunas fuerzas quieren convertir en plebiscitarias

Manifestantes en la Diagonal de la capital catalana el día de la Diada.
Manifestantes en la Diagonal de la capital catalana el día de la Diada.

Jamás unas elecciones catalanas habían sido tan trascendentales. Esta medianoche empieza en Cataluña la campaña electoral de unos comicios que muchas fuerzas políticas consideran decisivos. Oficialmente, el próximo 27-S los catalanes solo escogerán la configuración del nuevo Parlament, pero el pulso independentista que desde hace años libra una parte de la sociedad catalana ha logrado dar un aire de plebiscitarias a esta nueva votación. En cualquier caso, unas elecciones autonómicas que decidirán si el proceso soberanista impulsado por Artur Mas sigue adelante o se desactiva en las urnas.

Los resultados de estas elecciones dirán si las fuerzas independentistas (Junts pel Sí y la CUP) suman mayoría absoluta. En este caso, iniciarán lo que denominan un "proceso de desconexión" respecto a España y, según su hoja de ruta, el mismo día en que se constituya el Parlamento catalán realizarán una "proclamación solemne" para anunciar el inicio de la creación del "Estado catalán". Entre los primeros pasos que planea dar el nuevo gobierno figuran "abrir las negociaciones con el Estado español para hacer efectivo el mandato", comunicárselo a la UE y a los líderes internacionales y manifestar el interés de seguir formando parte de la Unión Europea. También se empezará a redactar, de manera participativa, la que deberá ser la nueva constitución catalana. Este proceso de negociación, según los planes de Junts pel Sí, que integra CDC, ERC y varias entidades independentistas como ANC y Òmnium, durará 18 meses. Transcurrido este plazo, se convocará un referéndum para votar la nueva constitución. Estos son los planes de las fuerzas independentistas. Su hoja de ruta no solo depende del resultado del 27-S, ya que, presumiblemente, el gobierno central interará frenar este "proceso de desconexión".

Si las fuerzas independentistas no logran la mayoría, el President Artur Mas, que pese a ir de número cuatro de la lista de Junts pel Sí quiere reeditar su mandato, presentará su dimisión, según su compromiso, y quedará por ver qué gobierno se puede constituir. Cualquier mayoría alternativa se adivina prácticamente imposible por las diferencias entre las fuerzas que defienden el encaje con España.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ofrecerá este mediodía una nueva fotografía de la intención de voto de los catalanes. La encuesta del CIS dará pistas sobre si los independentistas lograrán o no la mayoría absoluta y si todo este proceso puede seguir adelante. Los últimos sondeos publicados por distintos medios otorgaban una mayoría absoluta a las fuerzas independentistas. 

Otro calibrador antes de las elecciones será el éxito o fracaso de la Via Lliure, la convocatoria que han hecho las entidades independentistas a las cinco de la tarde en la avenida Meridiana para la Diada de Cataluña que se celebra mañana. El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, ya ha avanzado que, esta mañana, ya se habían inscrito 450.000 personas. Las últimas tres Diadas fueron un éxito rotundo. 

Antes de la movilización y de que empiece la campaña electoral, el president Artur Mas comparecerá esta noche, como todas las vísperas de la Diada, para ofrecer un discurso institucional.  

Más información