Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy ve en la política el único riesgo para la economía

El presidente de la marca España, Francisco Javier García Sanz, pide “estabilidad”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en su visita a la fábrica de Seat en Martorell.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en su visita a la fábrica de Seat en Martorell.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto a mostrarse este martes optimista con la evolución de la economía. Pero, en una visita a la planta de Seat en Martorell (Barcelona) y a tres días del inicio de la campaña electoral en Cataluña, ha advertido de que ve “algunas incertidumbres en lo político” que son, en su opinión, “el mayor problema que puede tener la economía” para mantener una evolución positiva. Su mensaje casa con el del presidente del consejo de administración de la marca española, Francisco Javier García Sanz, que ha pedido “estabilidad”.

“Sentido común de los españoles” es lo que demandado Rajoy para no truncar la coyuntura económica tres años después de que palabras como “rescate” y “recesión” sobrevolaran la economía española. No ha hecho ninguna referencia en su breve discurso, no obstante, a las elecciones autonómicas del próximo 27 de septiembre e incluso ha afirmado ser “optimista”.

Pero el fondo de sus palabras ha coincidido con el expresado instantes antes por García Sanz, quien ha dejado claro que el futuro depende también de la solidez que se alcance en la política española: “Cuanta más estabilidad exista, mayor será la confianza de los inversores en España y mayor será el crecimiento económico y la creación de empleo”. García Sanz, también vicepresidente del grupo Volkswagen, ha subrayado que en ese camino del crecimiento “no hay secretos ni atajos” y ha reclamado “seguir sudando la camiseta” con las reformas pendientes.

Sin Mas

Rajoy ha tenido la oportunidad de agradecer a García Sanz y a Jürgen Stackmann, presidente de Seat, el anuncio de que la compañía invertirá 3.300 millones de euros en sus instalaciones barcelonesas en los próximos cinco años. Quien no ha podido escuchar ese anuncio en directo, pese a referirse a una de las principales compañías con sede en Cataluña, fue el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Ni él ni ninguno de sus consejeros han estado presentes en el acto.

Desde el Gobierno catalán han asegurado tras ser preguntados que no habían recibido ninguna invitación para un acto en el que se celebraba el 40 aniversario del Centro Técnico de Seat. Fuentes de la compañía explicaron que fue Presidencia del Gobierno la que había convocado el acto. Fuentes del Ejecutivo han asegurado que el presidente había sido invitado y que no se trataba de ninguna visita institucional, por lo que el protocolo no obligaba a invitar a miembros de la Generalitat. En diciembre del año pasado, en un acto similar con motivo de la celebración del 30 aniversario del Seat Ibiza, en cambio, sí se invitó a Artur Mas. Entonces presidió el acto Felipe VI.

Más información