Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex construirá en Cerdanyola el centro de diseño de Stradivarius

La sede de la marca seguirá en Sallent, aunque unas 200 personas se trasladarán al del Vallès

Vista del terreno donde se levantará el futuro centro de Stradivarius.
Vista del terreno donde se levantará el futuro centro de Stradivarius.

Cerdanyola del Vallès (Vallès Occidental) albergará el nuevo centro de diseño de la cadena de ropa Stradivarius. Inditex está a punto de escriturar la compra de unas parcelas de 19.000 metros cuadrados que el Incasòl promueve en el Parc de l’Alba, cerca del Sincrotrón. Pagará algo más de 13 millones de euros por el solar, en el que podrá levantar un edificio de un máximo de cuatro plantas y 38.000 metros cuadrados de techo, según fuentes conocedoras de la operación. Tanto el grupo controlado por Amancio Ortega como el ente de la Generalitat evitaron confirmar o desmentir la operación. La sede de la marca de moda femenina seguirá en Sallent, si bien está previsto que unas 200 personas abandonen ese centro para trasladarse al del Vallès.

El nuevo centro de desarrollo y diseño de Stradivarius, la tercera mayor enseña del gigante gallego Inditex (por detrás de Zara y de Bershka), está llamado a convertirse en uno de los reclamos del Parc de l'Alba que promueve la Generalitat en unos terrenos a caballo de Sant Cugat y Cerdanyola del Vallès. Es en esa misma zona donde está previsto levantar un gran centro comercial que ha provocado críticas de los pequeños comerciantes. No hay fecha concreta para que Inditex levante el nuevo edificio (en la avenida de la Ciència, sobre lo que hoy son unos campos), si bien las normas de adjudicación del Incasòl le obligan a pagar la totalidad del importe de la compra en un máximo de cinco años. De momento tendrá que asumir un pago superior a los seis millones de euros. En conjunto, pagará 292 euros por metro cuadrado edificable (más el IVA).

Sede en el Bages

La sede de Stradivarius continuará en Sallent, mientras que las instalaciones de Cerdanyola del Vallès darían cabida a los servicios de diseño de la marca. La cadena, con más de 900 tiendas por todo el mundo y una facturación que supera los 1.100 millones de euros, anunció el pasado mes de junio su intención de dejar atrás la etapa de fabricar ropa solo para mujeres y lanzar una línea masculina a partir de 2017, con el mismo tipo de público objetivo: jóvenes de entre 20 y 30 años. La cadena ha comenzado ya a preparar la composición del equipo que diseñará los productos y creará la política comercial de la marca.

Sallent seguirá centralizando la actividad logística del grupo en Cataluña. La población del Bages dispone actualmente de una superficie de 11.000 metros cuadrados y está construyendo nuevas instalaciones que estarán listas el próximo año. Además del centro catalán, Stradivarius cuenta con otros almacenes en Galicia, Castilla-La Mancha, Casteilla y León, Aragón, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.

La sede de Stradivarius, propiedad de Inditex desde 1999 pese a que su nacimiento se produjo en 1994, no es la única de una marca del conglomerado de moda amasado por Amancio Ortega que está en Cataluña. Otras cuatro marcas tienen su cuartel general (Bershka, Massimo Dutti, Oisho y Uterqüe) en Tordera, lejos de la sede central del grupo que nació alrededor de Zara, en Arteixo (A Coruña).