Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a Cañamero por no acudir a declarar ante un juez

El portavoz del SAT ya fue condenado a siete meses por ocupar Las Turquillas en 2012

Sánchez Gordillo y Cañamero, en la ocupación de Las Turquillas en 2013. Ampliar foto
Sánchez Gordillo y Cañamero, en la ocupación de Las Turquillas en 2013.

La policía ha detenido esta mañana al portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, por no acudir a declarar por la ocupación de dos fincas, una de ellas, el terreno militar de Las Turquillas, en la localidad sevillana de Osuna, en 2013. Tanto Cañamero como el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ya fueron condenados por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a siete meses de prisión por ocupar casí 20 días dicha yeguada en el verano de 2012

Cañamero, quien se declara insumiso judicial, ha sido arrestado esta mañana por ocho agentes minutos antes de comenzar una reunión para organizar las tareas previas del segundo congreso del SAT, que se celebrará el 4 y 5 de octubre. Un episodio que se ha repetido varias veces, incluso, para comparecer ante el alto tribunal andaluz, en el que se acogió a su derecho a no declarar. En el momento del arresto, Cañamero se encontraba desayunando al lado de la sede nacional del sindicato, en la sevillana avenida de Blas Infante. 

En julio, el sindicalista presentó su lista a las primarias de Podemos bajo el nombre Utopía y Dignidad con el objetivo, según apuntó, de complementar la de Pablo Iglesias. Precisamente, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha mostrado una vez más su apoyo al sindicalista. "Mientras los causantes de la crisis continúan impunes, quienes ponen su cuerpo ante las injusticias son detenidos. Ánimo", ha asegurado en su cuenta de Twitter. 

La finca de Las Turquillas ha sido ocupada en varias ocasiones por miembros del SAT en los últimos tres años y hasta 53 militantes han sido denunciados por estos hechos. El sindicato defiende que la finca, dependiente del Ministerio de Defensa, tiene 1.200 hectáreas y "la inmensa mayoría en baldío, dado que el Ejército solo utiliza 20 hectáreas para la yeguada". Por eso, reivindican que pasen a manos de trabajadores y cultivarlas. "Al pueblo no se le puede condenar cuando se lucha por algo tan justo", ha asegurado Cañamero tras quedar en libertad. El sindicalista ha afirmado que se ha mantenido firme en su negativa a declarar ante el juez por estos casos y, aunque debe presentarse los días 1 y 15 en el juzgado, ha dicho que no lo hará.

Ya el pasado julio, el sindicato ocupó de forma pacífica la finca militar La Isla de Écija (Sevilla), propiedad del Estado, como forma de protesta contra su posible venta y para pedir que pase al patrimonio agrario andaluz. En declaraciones a Europa Press, Cañamero explicó entonces que la ocupación de la finca estaba prevista como acto "simbólico" para "dar un toque de atención" y evitar que la finca se venda, y la acción se desarrollará "solo durante un día".

Más información