Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano afirma que el trasvase del Tajo no está en discusión

Los regantes piden a Pedro Sánchez que se pronuncie

El Consell afirma que quien tiene competencia sobre el trasvase es Rajoy

Javier Gómez en un depósito de La Murada (Alicante).
Javier Gómez en un depósito de La Murada (Alicante).

El Gobierno valenciano ha replicado este martes a la campaña de la Junta de Castilla-La Mancha contra el trasvase Tajo-Segura afirmando que este no necesita ser "consensuado porque no está en discusión". "Las normas no se revisan ni se cambian porque uno quiere", "si alguien quiere modificar una ley tiene que reunir una mayoría suficiente en el Congreso y cambiarla", ha afirmado el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, tras mantener un encuentro con las comunidades valencianas de regantes.

"Nuestra posición respecto al trasvase es bien clara desde el primer momento. Nosotros apoyamos a nuestros regantes, tienen unos derechos y tienen que ser contemplados por la ejecución normal de esta cuestión", ha indicado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en Castellón.

Los mensajes del Consell respondían a los emitidos desde el Ejecutivo de la comunidad vecina, que ha cuestionado el trasvase. Un planteamiento en el que hoy ha ahondado el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, al afirmar en una entrevista en la Cadena Ser que se trata de una política "insostenible". "Desde el comienzo del Tajo hasta que se recupera, en Extremadura, el río es un arroyo", ha declarado García-Page.

Puig ha subrayado que el trasvase del Tajo debe tratarse "sin enfrentamiento, sin hacer política partidaria del agua", y buscando la "máxima cohesión" de los territorios implicados.

José Antonio Andújar, vicepresidente de Junta General de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana (Fecoreva), ha afirmado que los agricultores están inquietos por las manifestaciones del Gobierno castellanomanchego y por las movilizaciones que se están produciendo en esta comunidad autónoma, donde algunos municipios están siendo abastecidos de agua mediante camiones cuba debido a la sequía. Una dinámica que en su opinión supone "un ataque inaceptable" a su medio de vida.

Andújar ha reclamado que en el conflicto intervenga el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el argumento de que tanto el presidente valenciano como el de Castilla-La Mancha son de este partido. Y ha reclamado a los partidos valencianos en el Gobierno y en la oposición que hagan un "frente común" para defender la continuidad del trasvase.

El secretario autonómico de Agricultura ha señalado que en defensa del trasvase ya se han pronunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta Mònica Oltra, y la consejera de Agricultura, Elena Cebrián. Y que al estar regulado el trasvase en una ley aprobada por las Cortes a instancias del Gobierno, debe ser en su opinión el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, el que garantice su "cumplimiento".

El presidente de la Federación de Comunidades de Regantes, Benjamín Aparicio, ha destacado los problemas que la sequía está provocando en el campo valenciano. Y ha afirmado que su entidad no renuncia a que en el futuro pueda retomarse el trasvase del Ebro, una infraestructura que no defiende hoy ninguna institución.