Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts pel Sí recluta a 100.000 mensajeros del independentismo

La lista de Mas imita la estrategia movilizadora de Ada Colau

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raul Romeva
El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva. EFE

La candidatura independentista Junts pel Sí ha decidido hacer una campaña electoral al margen de las estructuras de los partidos que la componen y descargar el peso de la movilización en un equipo de unos 100.000 voluntarios. El cabeza de lista de la candidatura, Raül Romeva, llamó ayer a los partidarios de la independencia y también a los que se limitan a defender el “derecho a decidir” a que se inscriban como voluntarios para hacer llegar el mensaje independentista a toda Cataluña y también a través de las redes sociales. Este viernes está presvista una primera demostración de fuerza con un acto al que han convocado a las 43.000 personas que ya se han inscrito. 

La campaña de Junts pel Sí intenta atraer a activistas a los que proponen hasta cinco formas de colaborar: explicar a las personas de su entorno las razones por las que son voluntarios, buscar nuevos colaboradores, montar tenderetes informativos en todas las poblaciones, asistir a los actos electorales y ser activos en las redes sociales a favor del proceso independentista. El objetivo es igualar, como mínimo, los dos millones de votos que el sí a la independencia tuvo en la pseudoconsulta del pasado 9 de noviembre. En el lenguaje que utiliza la candidatura no se llama “voluntarios” a los inscritos, sino “candidatos”, como si aspiraran a ocupar un escaño simbólico del Parlament.

Conscientes del elevado nivel de desprestigio que arrastran los partidos y sus estructuras tradicionales, la campaña de Junts pel Sí no tiene ninguna señal que la identifique con Convergència Democràtica ni con Esquerra Republicana. Los actos que han hecho hasta ahora también han roto el tradicional concepto de mítin para convertirse más en debates y actos de proximidad. Se trata de una campaña muy similar a la que llevó a Ada Colau a la alcaldía de la capital catalana con la lista de Barcelona en Comú. 

El acto del próximo viernes con los voluntarios será el primero que reúna a Artur Mas y a Oriol Junqueras desde el anuncio de la candidatura conjunta entre CDC, ERC y las entidades soberanistas.

Lo que todavía no se sabe es cuándo presentarán su programa electoral. Romeva aseguró ayer que todavía están trabajando en el documento. Este programa será la prueba de fuego para ver hasta qué punto son capaces de acordar aspectos más allá de la independencia un partido de corte liberal como Convergència con otro más socialdemócrata como ERC. Con todo, Romeva ya avanzó ayer que el eje del programa será la independencia y la fórmula para llegar a ella, lo que para el resto de partidos es una forma de esconder la falta de criterio conjunto de la candidatura.

Más información