“La procesión cívica del 9 d’Octubre es de todos al margen de sus creencias”

El Ayuntamiento de Valencia recupera el carácter aconfesional del acto y la `senyera´ no entrará en la catedral

El concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, durante la entrevista.
El concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, durante la entrevista. JOSÉ JORDÁN

Pere Fuset (Valencia, 1982) es desde el mes de junio portavoz de Compromís en el pleno del Ayuntamiento de Valencia y responsable de una de las concejalías más populares de la ciudad, la de Fiestas.

Pregunta. ¿Veremos el próximo 9 d’Octubre una Procesión Cívica muy diferente a la del año pasado?

Respuesta. Tendremos una procesión en la que se habrán iniciado los trámites para declararla Bien de Interés Cultural Inmaterial, algo que en 24 años de gobierno no ha hecho el PP. A partir de ahí lo que queremos evitar, y esa protección ayudará, es que esa procesión cívica se convierta en todo lo contrario. Con este BIC queremos proteger el carácter cívico y de afirmación valenciana del acto. Cuando defendí la moción en el pleno demostré cómo ha variado a lo largo del tiempo; por tanto, resulta difícil blindar una serie de actos y protocolos que han ido adecuándose a los tiempos. Por ejemplo, la participación de las falleras viene de los años 50. Es un acto que ha estado acorde con su momento histórico. Por tanto trabajaremos para que 2015 esté acorde a los tiempos que corren.

P. La senyera no entrará en la catedral durante el Tedeum

R. Volveremos a lo que ya era habitual cuando esta tierra accede a su autonomía y se recupera la democracia y España convierte en un Estado aconfesional. No había Tedeum dentro de la programación oficial. La iglesia puede organizar su propio Tedeum. Lo ha hecho, lo hizo en su momento y estoy convencido de que lo seguirá haciendo. Pero es importante separar y diferenciar eso de un acto oficial municipal porque el Ayuntamiento representa a todos los valencianos con independencia de sus creencias y el 9 d’Octubre es de todos los valencianos y la senyera, también.

P. Y esas acusaciones del PP de que quieren catalanizar el 9 d’Octubre por emplear la palabra diada.

"Nuestro modelo de Feria de Julio es de tipo descentralizado, que llegue a toda la ciudad"

R. Hay dos maneras de tomárselas, con cabreo o con humor y yo prefiero la segunda. Hay declaraciones que me parecen hilarantes. Nosotros no estamos para discutir sobre las palabras, para eso tenemos una Acadèmia Valenciana de la Llengua, ente normativo oficial del valenciano, nacida con el consenso de todos los grupos políticos, también del PP, que están para establecer que significa cada palabra. Hay una web en que puedes buscar esa palabra y documentarla en todos los clásicos valencianos. Desde el siglo XV hasta ahora la palabra diada se utiliza en cientos de escritos. Por ejemplo, Constantí Llombart, fundador de Lo Rat Penat, o Miquel Adlert. Es más, el diario Las Provincias en el año 1932, utilizó en su portada la palabra diada el 9 d’Octubre. El debate nominalista me parece absurdo.

P. ¿Qué balance hace de la Feria de Julio?.

R. Nos encontramos una feria anunciada y programada, que no contratada. Como nuevo concejal me encontré con miles de trámites que hacer para una feria que se sabía desde mucho antes. Eso afectó a las contrataciones, a los permisos. No sé si hubo mala voluntad o no, pero el caso es que me ha tocado hacer posible una feria que no responde a nuestro modelo de feria. A partir de ahí hemos introducido novedades, algunas de ellas tan simples como darle comunicación y difundir las cosas que hacíamos. Yo destacaría tanto el trending topic de la grannitdejuliol, donde conseguimos ser trendig a nivel estatal, y la batalla de las flores en la que, polémicas aparte. se ha beneficiado ya que era un acto que estaba en declive.

P. ¿Cuál es su modelo?

R. Nuestro modelo de Feria de Julio es un modelo descentralizado, en el que la oferta de ocio cultural y festivo llegue al máximo posible de distritos de la ciudad, incluyendo las pedanías, y el máximo objetivo es conseguir una marca paragüas de festival de verano que no se limite solo al mes de julio y que no englobe solo las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Valencia y más concretamente por la Concejalía de Fiestas. Queremos que puedan sumarse otras Administraciones como la Diputación o la Filmoteca d’Estiu. Se trata de englobar todo el ocio de los meses de verano bajo esa marca y ofrecerlo tanto a los locales como a los turistas.

P. Qué pasó con la venta online de los palcos de la batalla de las flores. Hubo polémica, ¿no?

"El nuevo año chino. También forma parte del patrimonio festivo de Valencia"

R. Primero trabajamos para aumentar el número de palcos que salían a la venta de verdad porque yo mismo he comprobado el listado de los palcos que se reservaban para familiares, asesores y concejales que no salían a la venta antes de llegar nosotros. Eran 108 y hemos reducido a 69 las reservas, en las que hay entradas para la Junta Central Fallera, para las asociaciones vicentinas, para el Ateneo y para nuevas instituciones como el Consell Valencià de Cultura. ¿Qué ha pasado aquí? ‘Hemos conseguido que mucha gente que no podía hacer horas de cola para presenciar la batalla acceda a las entradas y que incluso de países como Reino Unido, Francia e Italia haya gente que compre para venir a verlo. De cara al año que viene, la batalla de las flores tiene un potencial turístico.

P. Recogieron en el programa electoral la posibilidad de reconocer otras fiestas ¿Cuales?

R. Vamos a incluir las fiestas de las pedanías, que siempre han estado olvidadas. Los mismos impuestos pagan los que viven en L’Eixample que los que viven en Benimàmet. Y después, Valencia somos todos; también los que tienen sus raíces fuera o los que llevan pocos años en la ciudad y que han traído sus tradiciones y fiestas. Estoy pensando en el nuevo año chino. También forma parte del nuevo patrimonio festivo de nuestra ciudad, pagan mi nómina y tengo que trabajar para ellos. No hay decisión al respecto pero vamos a empezar a hablar con ellos.

P. Las Fallas se parecen cada vez más a una fiesta doméstica. La Tomatina tiene más proyección internacional. ¿Qué piensan hacer?

R. La declaración de las Fallas como patrimonio Inmaterial de la Humanidad es un reto para conseguir la excelencia de una fiesta que sin dejar de ser tradicional y popular, debe contemplar también su dimensión universal y turística. Nosotros apostamos por hacer un plan estratégico de la fiesta que mida su impacto cultural, social y económico. Pero por lo que respecta a la Tomatina, que es indiscutible que tiene más proyección internacional, no tengo claro que quiera el mismo tipo de turismo que tiene la Tomatina. Creo que la declaración de las Fallas como patrimonio de la Humanidad puede darle un tinte más cultural a la fiesta, que debe tener proyección turística y eso empieza por tener representación en Fitur, como no ha tenido en los últimos años, pero que no debe perder su carácter popular.

P. ¿Debe ser un concejal el presidente de la Junta Central Fallera?

"Trasladar San José al tercer lunes de marzo no está en la agenda de nadie"

R. Si me pregunta si debe, yo le diré que mi opinión es que no tiene por qué. Si me pregunta si va a seguir así, le diré que a esa pregunta la contestarán los falleros y lo harán en un congreso en el momento más oportuno, que no es el primer año de un nuevo concejal y después de un cambio de gobierno de 24 años. En el congreso se abrirá el debate.

P. Qué esfuerzos hará el Ayuntamiento de Valencia para mejorar la convivencia entre vecinos y falleros.

R. Creo que lo primero es eliminar esa falsa dicotomía entre vecino y fallero. Todos los falleros son vecinos y todos los vecinos están invitados a participar en el fiesta. Ese cambio conceptual se traduce en abandonar las trincheras y en reconocer que estamos ante un puzzle en el que todos tenemos que hacer una reflexión. Nosotros hemos abogado por la creación de una especie de mediador que proviene del mundo asociativo vecinal, que tiene 35 años de trayectoria fallera, Toni Pla, de la federación. El es miembro oficial de la JCF y lo que vamos a poner es algo que el mundo fallero ya estaba haciendo por su cuenta y riesgo. Y es sentarse con asociaciones vecinales. Será el Ayuntamiento quien vehicule y ayude a ese diálogo.

P. ¿Ha existindo prepotencia por parte del mundo fallero?.

R. Existió en su momento y ese tópico ha perdurado. Igual que en el mundo fallero existe el tópico que el vecino que no es fallero odia las fallas. Quiero desterrar por completo esos topicazos y vernos todos como somos. Haremos frente a las molestias, que siempre existirán pero vamos a minimizarlas. La cuestión que más preocupa son los cortes de calles y la instalación de carpas. Lo que sí vamos trabajar con el tema de las carpas es cómo racionalizar su uso temporal y buscar ubicaciones consensuadas con los vecinos.

P. ¿Cabe esperar algún gesto simbólico en las próximas Fallas tras el cambio de gobierno?

R. Queremos que el balcón, que ha sido símbolo de poder, deje de ser símbolo político y sea más ciudadano. En ese sentido, ya hemos anunciado que estamos estudiando abrirlo al mundo fallero y vecinal. Buscamos la fórmula.

P. Qué opina de trasladar San Jose al tercer lunes de marzo.

R. No está en la agenda de nadie. Ahora mismo, los que defendían ese debate, ya no hablan de eso sino de aprovechar al máximo la potencia turística de las Fallas. .La Ciudad Fallera puede ser un polo de atracción turística importante porque el turista ha pasado de querer ver a querer vivir y experimentar y la Ciudad Fallera puede ser un gran atractivo.

P. ¿Y con qué dinero piensan hacerlo?

R. Vamos a buscarlo bajo de las piedras para lograrlo y sé además que el gremio de artistas falleros tiene alguna idea.

P. ¿Mantendrán el mismo sistema de subvenciones al movimiento fallero?

R. Este año la prudencia nos aconseja tocar lo mínimo posible y así será. El máximo apoyo será para el monumento, pero hay que ver porque las comisiones no tienen apoyo para contratar bandas de música o espectáculos pirotécnicos.

P. ¿Y respecto al uso del valenciano?

R. El valenciano es la lengua preferente de las fallas y, en coherencia con eso, queremos que las fallas sean también un apoyo para el uso e impulso del valenciano.

P. ¿Cómo ha recibido el mundo fallero el nuevo Gobierno de coalición?

R. Fuera de las polémicas mediáticas, reconozco que me ha sorprendido mucho y gratamente el recibimiento. Allá donde voy recibo mensajes explícitos de apoyo. La sintonía con el fallero de base es muchísimo mejor de la que podía esperar. Una parte del mundo fallero estaba esperando que igual que el presidente de falla ha cambiado en los últimos 45 años, también cambiase el del presidente de la JCF.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción