Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia machista se cobra una nueva víctima en Castelldefels

Los Mossos investigan un incendio en el piso de la víctima y de su coche hace unos meses

Castelldefels
Agentes de Policía en el lugar de los hechos, en la calle Pietat. EFE

La Policía Local de Castelldefels (Barcelona) ha detenido este miércoles a un hombre que ha matado con un machete a su expareja en la localidad del Baix Llobregat. La víctima, de 44 años, justo salía de su casa —de madrugda— para ir a trabajar, cuando el agresor, de 50 años, se ha abalanzado sobre ella y la ha matado. Ambos tenían en común un hijo adolescente y la mujer había rehecho su vida sentimental con otra pareja. El homicidio se produce una semana después de que cuatro miembros de una familia fueran hallados muertos en la misma localidad en otro episodio de violencia machista.

Alertados por los gritos, varios vecinos han bajado a la calle para intentar auxiliar a la víctima. Uno de ellos se ha acercado al agresor, y ha tratado de calmarle para evitar que huyese. El hombre se ha refugiado en una zona boscosa cercana, en el barrio de Can Vinader, donde había cometido el crimen, y donde en ese momento empezaba a montarse el mercadillo semanal.

Los testigos del crimen han alertado a la policía, que ha logrado detener al acusado, residente en el municipio cercano de Viladecans, y lo han trasladado a comisaría, donde sigue a la espera de pasar a disposición judicial.

Varios vecinos han asegurado que el agresor ya había intentado intimidar a la víctima hace cosa de un año cuando le quemó el vehículo. Meses después le intentó quemar la vivienda. Los Mossos d'Esquadra investigan ambos incidentes, aunque no se ha podido determinar aún que el acusado del homicidio sea el responsable, según fuentes policiales.

A mediodía, el Ayuntamiento de Castelldefels ha guardado un minuto de silencio para condenar el crimen, ha decretado dos días de duelo y ha convocado un pleno extraordinario. La alcaldesa, Candela López, ha anunciado que se revisará el protocolo municipal de lucha contra la violencia machista. “Estableceremos medidas urgentes para erradicar hechos como los sucedidos estos días”, ha dicho.

El asesinato se ha producido solo una semana después que, cuatro miembros de una misma familia —el matrimonio y sus dos hijos pequeños, de 7 y 10 años— fueran hallados muertos en su domicilio. Los cuerpos de todos ellos presentaban heridas por disparos. Los investigadores de los Mossos manejan como hipótesis principal que el hombre matase a su esposa y a los dos menores y después se suicidase con la misma arma de fuego.

En lo que va de año, 23 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Otros siete crímenes machistas se están investigando, lo que elevaría la cifra a 30 víctimas.

Más información