Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia saca sin publicidad el concurso para el plan del Cabanyal

En agosto y con solo 10 días de plazo para elaborar un proyecto estratégico

Ciudadanos critica la decisión del tripartito y pide que se prorrogue hasta septiembre

El presupuesto asciende a 30.000 euros sin IVA

Visión panorámica del barrio de El Cabanyal. Al fondo, la avenida de Blasco Ibáñez. Ampliar foto
Visión panorámica del barrio de El Cabanyal. Al fondo, la avenida de Blasco Ibáñez.

La fundación municipal Inndea, cuyo vicepresidente es el concejal de Innovación y Gestión del Conocimiento, Jordi Peris, de València en Comú, ha sacado a concurso, en el mes de agosto y sin publicidad, el plan director que marcará las líneas del futuro planeamiento del barrio del Cabanyal-Canyamelar. El cinco de agosto comenzó el plazo de uno de los más importantes concursos públicos, con un presupuesto de 30.000 euros sin IVA, que afectan a la ciudad de Valencia. Plazo que termina el viernes 14 de agosto.

El equipo que dirige Joan Ribó, formado por el PSPV-PSOE, València en Comú y Compromís, ha optado por un procedimiento sin publicidad, que siempre ha criticado, para diseñar la estrategia de desarrollo urbano de uno de los barrios más castigados de Valencia. Un concurso que ha pasado desapercibido para la mayoría de los profesionales en pleno mes de agosto. “No se comprende siendo tan relevante como es el barrio y con un equipo que presume de transparencia”, ha señalado el portavoz de una plataforma que agrupa a diferentes estudios de arquitectura y urbanismo.

El colectivo afectado por esta decisión alaba el cambio que se ha producido en el planeamiento del Cabanyal, pero critican el fondo y la forma en que el Ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha el concurso. “No hay tiempo para competir con un equipo que ya se ha preparado para una adjudicación que se hará en 15 días”, señalan los arquitectos consultados, que no quieren dar los nombres de sus estudios por miedo a las posibles consecuencias.

Tato Herrero, profesor de proyectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica y miembro de la plataforma Salvem el Cabanyal no tiene problemas para expresar su desconcierto. “Nos sorprendió bastante la actitud del equipo de Gobierno porque hay una comisión creada en la que todos los implicados estamos trabajando”, ha comentado. “Se podía haber hecho con más calma y de otra manera porque hay algunas cosas que no están muy claras, como por ejemplo que el conocimiento del barrio y el contenido técnico de la oferta tengan una valoración, cada uno, del 20%”, ha agregado.

Herrero ha indicado que Salvem permanecerá “vigilante y expectante” ante todas las decisiones que afecten al barrio. “Dicen que quieren liberar los fondos de la Unión Europea, y por eso la rapidez. Bien. Esperemos que cuando comience el plan estratégico nos consulten”, ha indicado.

El portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Fernando Giner, también ha criticado el momento en que se ha sacado el concurso, así como el escaso plazo de tiempo, que, según Giner, todavía era más breve, de apenas cinco días. “La fundación tenía como plazo inicial el 10 de agosto. Algo insólito para un proyecto de la envergadura del barrio del Cabanyal por el que todos hemos luchado”, ha manifestado Giner. “Me pregunto cuántos especialistas pueden presentarse en este breve espacio de tiempo”, ha señalado. Ciudadanos ha pedido a Peris que prorrogue el plazo hasta el 10 de septiembre y que busque soluciones para cumplir los plazos con la UE.

Para Peris el concurso cumple con la voluntad del Gobierno municipal de tener una estrategia de intervención que permita acceder a los Fondos Europeos de Desarrollo Urbano Sostenible y Proyectos Singulares.