Rabell asegura que no apoyará a nadie de la lista de Mas

El líder de la confluencia asegura que apoyar al president es revalidar un Gobierno de CDC

El cabeza de lista de Catalunya sí que es pot, Lluís Rabell, aseguró ayer de manera tajante en su cuenta de Twitter que su partido “descarta totalmente hacer presidente a Artur Mas o a ningún miembro de su lista —Junts pel sí—”. Rabell realizó estas declaraciones horas después de una entrevista en Rac1 en la que dio a entender que si Mas y Junqueras dieran un paso atrás, su partido podría llegar a investir a Raül Romeva como presidente.

Rabell explicó que su partido no dará apoyo a la lista del presidente de la Generalitat porque eso sería “dar apoyo a los autores de las políticas de los recortes”.

Para el representante de la confluencia entre Podem, ICV, EUiA y Equo el punto de inflexión con Junts pel Sí es que a pesar de contar con candidatos que tienen una cultura progresista de izquierdas y una idea de cómo tiene que ser Cataluña, también cuentan con “gente que tiene un proyecto neoliberal que nos intentan colar”. Sobre las políticas sociales que ahora promete Junts pel Sí Rabell aseguró que tiene muchas dudas acerca de que un gobierno capitaneado por Artur Mas pueda tener un carácter social. En su opinión el acuerdo social rubricado por Mas no fue más que “una firma de conveniencia”.

Más información

El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, también remarcó que lo que realmente caracteriza a la candidatura de Artur Mas es que, de obtener una mayoría, revalidaría su cargo como presidente y eso no es más que “una excusa para reeditar el mismo gobierno de Convergència”.

Otro de los puntos que separa ambas candidaturas es su posición respecto a la posible secesión de Cataluña. Rabell defiende una salida negociada que permita una consulta. “Sólo hay dos posibles soluciones a este problema: un colapso del Estado como ocurrió en los Balcanes o en la Guerra Civil, o un proceso de negociación basado en amplias mayorías”, aseguró Rabell.

Para el candidato de Catalunya sí que es pot plantearse iniciar un mandato democrático hacia la independencia con una mayoría ajustada de escaños —Artur Mas estableció la mayoría en los 68 escaños— “es intentar responder a una negación de democracia del Estado por una huida hacia adelante que no conduce a ningún sitio”.

Tras el desmarque de Catalunya sí que es pot como posible apoyo para un gobierno de Artur Mas el actual presidente se queda casi sin opciones para pactar en caso de que no alcance los 68 escaños.

Catalunya sí que es pot no es la única candidatura que rehúsa aliarse con Mas para lograr la independencia. El resto de formaciones que concurrirán en las elecciones del 27 de septiembre ya se desmarcaron el pasado lunes de los posibles pactos con la candidatura al negar el carácter plebiscitario de los comicios.

Una de las salidas de Junts pel Sí si necesita pactar podría ser la salida de Artur Mas para proponer otro candidato que fuera aceptable para la CUP. En este caso Oriol Junqueras y Raül Romeva ganarían posibilidades, aunque el segundo ya ha insinuado que no se quedará en el Parlament si su lista no obtiene la mayoría absoluta. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción