Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romeva justifica la independencia porque “nos han apaleado”

El candidato de Junts pel Sí llama a la movilización para "acabar" el trabajo iniciado el 9-N

Raül Romeva, candidato de la lista independentista Junts pel Sí.
Raül Romeva, candidato de la lista independentista Junts pel Sí.

La candidatura independentista Junts pel Sí celebró ayer su primer acto público para presentar a sus candidatos en las cuatro provincias catalanas y dar visibilidad a los miembros de la lista que no militan ni en Convergència ni en Esquerra, los partidos impulsores de la misma. El líder de la lista, Raül Romeva, arrancó la precampaña con duros ataques al Gobierno y a las instituciones del Estado para justificar la independencia: “Nos han apaleado por todas partes con leyes injustas, multas millonarias y querellas por poner las urnas”, dijo.

Romeva utilizó repetidamente el término “apalear” para recordar episodios como la propuesta sanción del Comité Antiviolencia contra el Fútbol Club Barcelona por los pitidos al Himno durante la final de Copa del Rey o la querella contra Artur Mas por la organización de la pseudoconsulta del 9 de noviembre.

El candidato de Junts pel Sí abrió la precampaña con un acto en el parque de la Ciutadella de Barcelona en el que solo intervinieron los candidatos que forman parte de la lista al margen de los partidos políticos. Ni Artur Mas, número cuatro de la lista y candidato a la presidencia de la Generalitat, ni Oriol Junqueras, número cinco, participaron en el acto. Romeva tuvo algunas palabras para ambos líderes, de quienes dijo que han sido capaces de “renunciar” al liderazgo de sus respectivas listas para facilitar un proyecto común.

Romeva articuló su discurso con un relato que busca explicar las razones por las que personas que proceden de espacios ideológicos tan diferentes han acabado bajo el paraguas de Junts pel sí, un aspecto que los otros partidos utilizan para calificar de “popurrí” la candidatura independentista. “Estamos aquí porque no tenemos otra alternativa; lo hemos probado todo y no hemos conseguido lo que queríamos”, dijo en referencia a los intentos que el catalanismo político ha hecho históricamente para encontrar un nuevo encaje de Cataluña dentro de España.

El punto de no retorno en esta situación fue, según Romeva, el recorte del Estatuto de Autonomía por parte del Tribunal Constitucional. “Un tribunal puso una sentencia ante las urnas”, denunció. También denunció la judicialización de la consulta del 9 de noviembre: “Aquello fue bien, pero acabó mal, con una querella”.

Romeva llamó precisamente a utilizar las urnas el 27 de septiembre para “acabar el trabajo del 9-N”. Según Romeva, Cataluña necesita la independencia para poder resolver los problemas sociales, dijo recordando la impugnación por parte del Gobierno del decreto contra la pobreza energética de la Generalitat. “No es que no tengamos un Estado, es que tenemos un Estado en contra”, concluyó.

Junts pel Sí ha organizado una campaña básicamente emotiva en la que se hace hincapié en un discurso social omnipresente en los discursos pero poco concreta en el fondo. Con ello esperan que no se visualicen en plena campaña las diferencias que en estos aspectos han mantenido durante toda la legislatura Convergència Democràtica y Esquerra Republicana. En la campaña los recortes sociales se atribuyen exclusivamente al “ahogo” del Estado a Cataluña y no se citan los ajustes que los gobiernos de CiU han llevado a cabo como parte de su programa electoral.

El discurso de Romeva también obvió las reiteradas advertencias de las instituciones europeas en el sentido de que una Cataluña independiente puede quedar inmediatamente fuera de los tratados. El candidato, eurodiputado por Iniciativa durante diez años, da la vuelta a esta situación: “Europa y la comunidad internacional nos miran mientras el gobierno de España nos amenaza día sí, día también”. Según su discurso “amplia victoria” de Junts pel Sí el 27 de septiembre, no solo avalará la independencia, sino que dejará sin herramientas al Estado. “No podrán frenar un resultado claro”, dijo entre aplausos.

“Basta de victimismo, vamos a ganar”

El acto de ayer sirvió para presentar a los independientes de la lista. La número tres Muriel Casals dijo entre aplausos de los simpatizantes que están a punto de “conseguir el sueño” y que “todo el mundo está invitado”. La segunda por Tarragona, Monserrat Palau, resumió el ambiente entre el público con un grito: “Basta de victimismo, vamos a ganar”. Apelando a los sentimientos, Oriol Amat reconoció que aceptó ir en el séptimo lugar de la lista porque se lo pidió su padre: “Le hice caso y no me arrepiento, es un momento muy especial”. El líder por Girona, Lluís Llach, aseguró que la candidatura está integrada por gente muy diversa para “sumar, sumar, sumar” y que van “todos a una” porque está convencido de que ganarán el 27-S.